«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SUPONE UNA AMENAZA PARA LA SEGURIDAD NACIONAL

La Audiencia Nacional rechaza suspender la expulsión del islamista salafista de Reus

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, junto al salafista Mohamed Said. Twitter

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha rechazado suspender la expulsión de Mohamed Said, al que la Policía perfila como «uno de los principales referentes en España del salafismo más ortodoxo», hasta el punto de que, desde su llegada, «se ha producido un aumento del radicalismo en la región de Tarragona a causa de su discurso», así como la de Amarouch Azbir, otro activista islamista.

Los magistrados han desestimado las medidas cautelarísimas solicitadas por Said, conocido como el salafista de Reus, y Azbir en los recursos presentados contra la resolución dictada el pasado 14 de septiembre por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio de Interior, que acuerda su expulsión del territorio nacional y les prohíbe volver en diez años.

En el caso de Said, la Sala recuerda que la decisión de Interior se basa en una denuncia de la Comisaría General de Información donde se avisa de «su radicalismo ideológico», mencionando específicamente el «adoctrinamiento» en su comunidad mediante la difusión de «postulados proyihadistas».

Así, la Policía le define como «uno de los principales referentes en España del salafismo más ortodoxo, que predica, con una influencia tal que, desde su llegada, se ha producido un aumento del radicalismo en la región de Tarragona a causa de su discurso». Además, alerta de que tendría «vinculaciones con individuos radicales relacionados con el terrorismo».

Detalla que Said se ha dedicado «durante años» a las actividades de «proselitismo y reclutamiento, especialmente con los colectivos más vulnerables y manipulables, prestando especial atención a los menores, en concreto a los menores no acompañados, principalmente de origen marroquí, adoctrinándoles en el salafismo más radical». También se habría dedicado a fomentar «el victimismo y la occidentalofobia».

Cabe recordar que Said fue detenido el martes por parte de la Policía Nacional junto a otro líder de la comunidad islámica de Cataluña tras abrirles un expediente de expulsión, después del informe de los servicios de información que decretó su expulsión del país por «suponer una amenaza para la seguridad nacional». De acuerdo con el auto de este jueves, «ha sido trasladado a Madrid para ser expulsado el día de mañana».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter