«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
los delitos sexuales crecen un 14%

La criminalidad en Andalucía crece un 8,5% con respecto a 2022

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Europa Press

Después de conocerse que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha convertido Andalucía en el paraíso residencial de los inmigrantes ilegales que llegan a las costas de Canarias, en los últimos días también se han conocido los datos de criminalidad. En la región del sur de España los números hablan por sí solos: alza general del 8,5% en la criminalidad hasta septiembre con un 14% más de delitos sexuales.

La semana pasada se conocieron los datos de criminalidad tras el cierre del tercer trimestre de 2023. La realidad de Andalucía, la que también oculta el presidente popular Moreno Bonilla en connivencia con el Gobierno de la nación, es que la criminalidad ha crecido en la región en un 8,5% respecto a septiembre de 2022. Es decir, en un solo año se han multiplicado todos los tipos de delitos, destacando especialmente los de violencia sexual en un 14%.

En concreto, los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Interior revelan que en Andalucía se han producido un total de 308.078 infracciones penales acumuladas entre enero y septiembre. Todos ellos han crecido en este último año en el que no solo llegan de forma ilegal inmigrantes que son trasladados por el Gobierno desde Canarias, sino que las costas andaluzas también se han convertido en un punto de llegada habitual para las mafias. 

Por ejemplo, los homicidios han crecido un 6,9% acumulando entre enero y septiembre de este año un total de 62 asesinatos. Es decir, una media de casi siete al mes. Los delitos en grado de tentativa crecieron aún más, un 8,4% con un total de 226. Los secuestros aumentaron un 141%, ya que se han pasado de los 12 en 2022 a los 29 en los tres primeros trimestres de 2023.

Más de 2.300 delitos contra la libertad sexual

Lo que más llama la atención es el aumento considerable en los delitos contra la libertad sexual, que han aumentado hasta los 2.348. Supone un crecimiento de catorce puntos respecto al mismo período de 2022, pero teniendo en cuenta que implican más de 300 casos más con un solo año de diferencia. A esto se suma la confirmación de que el incremento de la inseguridad contra el ciudadano normal ha crecido tanto en los robos con fuerza e intimidación (4,1%), los robos con fuerza en domicilios (2,1%) o las sustracciones de vehículos (7,7%).

A todos estos episodios con los que los andaluces se han visto obligados a convivir, se une la cibercriminalidad, cuyo crecimiento ha llegado al 38,1% respecto a septiembre de 2022. Sólo ha descendido un tipo de criminalidad en la región, el tráfico de drogas. Y lo ha hecho de forma testimonial, con apenas un 0,8% menos que al año anterior. 

+ en
.
Fondo newsletter