«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
POR LA FALTA DE GESTIÓN DEL GOBIERNO LOCAL

La falta de personal en el cementerio católico de Melilla provoca un retraso en los enterramientos

Cementerio católico. Europa Press

El mal estado del cementerio cristiano de La Purísima Concepción es un secreto a voces del que los melillenses llevan meses quejándose. A los terrenos sin asfaltar, las parcelas levantadas, los obstáculos en el terreno o las malas hierbas creciendo entre las tumbas se suma una falta de personal que ya está llevando al retraso de los enterramientos en la ciudad.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, ha pedido con urgencia a la consejería de Presidencia y Administración Pública cubrir la falta de personal y confía en que los próximos días se cubra esta mano de obra, aunque todo lo relativo a las zonas de enterramiento de la ciudad corre a cargo de la consejería de Medio Ambiente, a la cual desde el mismo cementerio reclaman una solución.

El administrador del cementerio ha asegurado varias veces que nunca se cubre la plantilla al completo, a pesar de que la contratación de estos profesionales va por las bolsas de empleo por un periodo de nueve meses de duración.

Vinculado a la historia que vertebra Melilla, este camposanto es un museo al aire libre puesto que, gracias a las muchas de las tumbas históricas que alberga y a la gran representación de las guerras de Marruecos, se ha llegado a convertir en Bien de Interés Cultural, aunque carece de cuidados por parte del Gobierno local.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter