«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ha supuesto una inversión de 14 millones de euros

La Junta de Castilla y León activa la presa de Las Cuevas que dará servicio a 2.700 hectáreas de regadío

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo. Red social X

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha activado esta mañana la presa de Las Cuevas, en Castejón de la Peña (Palencia).

Esta infraestructura, en la que se han invertido 14 millones de euros, dará servicio a 2.700 hectáreas de regadío del sistema Valdavia, que podrán ampliarse en el futuro hasta 4.000.

García-Gallardo ha realizado el gesto de cerrar la presa para que pueda empezar a cumplir su función de almacenamiento de agua salvo en la parte dedicada a preservar el caudal ecológico.

«Esta infraestructura nos va a permitir llevar vida donde no la había. Porque donde hay agua hay un joven que puede quedarse a labrar la tierra de sus padres», ha asegurado el vicepresidente del Gobierno regional, que ha comparecido junto al consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas.

Por este motivo, reclamó al Gobierno de Pedro Sánchez y al Ministerio de Transición Ecológica una mayor capacidad regulatoria en la cuenca del Duero, que hoy está muy por debajo de su capacidad y recursos. Algo que, a su juicio, «va contra el sentido común».

García-Gallardo ha recordado que el pasado lunes los consejeros de Agricultura de Castilla y León, Aragón, Valencia y Extremadura firmaron un documento conjunto dirigido al Gobierno de Sánchez en el que, entre otras materias, le piden un cambio de política en materia de regulación hidráulica. «Esperamos que otras comunidades se sumen. Esto es algo que va más allá de las diferencias políticas», ha añadido.

La obra de la Presa de las Cuevas está ejecutada en un 100% en lo que se refiere a la infraestructura en sí misma, pendiente sólo de algunos remates relativos a las medidas de seguridad previstas en el plan de emergencia.

El embalse tiene una altura de 50,7 metros sobre el cauce, lo que facilita que el agua llegue a los canales de riego sin necesidad de bombeo eléctrico, con el consiguiente ahorro energético y de costes para los regantes.

El nuevo embalse tiene una capacidad de almacenamiento de 10,9 hectómetros cúbicos, que se suman a los 12 hectómetros de la presa sobre el Arroyo Villafría, situada en el municipio de Santibáñez de la Peña. Las dos presas forman el sistema Valdavia, que actualmente atiende a 115 regantes y 2.700 hectáreas.

Con la finalización de los trabajos de esta presa se da por terminada la actuación integral en la zona regable del río Valdavia, en la que además se ha realizado un proyecto de concentración parcelaria con una nueva red viaria y de saneamiento. Todo ello incluye actuaciones en los municipios palentinos de Villaeles de Valdavia, Villasila de Valdavia, Villanuño de Valdavia, Bárcena de Campos, Castrillo de Villavega, Abia de las Torres y Osorno. En el conjunto del sistema se han invertido 45 millones de euros, de los que 14 millones corresponden específicamente a la infraestructura que hoy se ha visitado.

«Cuando en toda España el Gobierno de la nación se dedicaba a derribar infraestructuras hidráulicas, Castilla y León era de los pocos gobiernos que se dedicaba a construirlas nuevas«, ha resaltado el vicepresidente de la Junta.

«Para nosotros los regadíos son esenciales para ayudar al asentamiento de población en el medio rural y para evitar que los pueblos se vacíen», ha asegurado García-Gallardo. Pero también ha añadido que no sólo se beneficia al sector primario y a los agricultores, sino también «a la soberanía alimentaria de España y a su capacidad para seguir produciendo alimentos de calidad, como los que se hacen en Castilla y León».

El vicepresidente ha recordado que la apuesta por los regadíos fue un objetivo firme del Gobierno al comienzo de la legislatura. La Consejería de Agricultura se comprometió a llegar hasta las 30.000 hectáreas de nuevos regadíos «y estamos en disposición de cumplirlo».

Hasta la fecha se han invertido 104 millones de euros en el desarrollo y mejora de este tipo de infraestructuras, casi el 70% del presupuesto previsto para toda la legislatura.

La construcción de las infraestructuras de regadío ha sido cofinanciada con Fondos Estructurales (Feader) a través del Plan de Desarrollo Regional de Castilla y León 2014-2020. Algunas de ellas han sido ejecutadas mediante un convenio de colaboración directo entre la Consejería y la Comunidad de Regantes, como es el caso de las del sistema Valdivia.

+ en
.
Fondo newsletter