«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Podría conllevar una multa de 300 a 3.000 euros

La Junta Electoral abre un segundo expediente sancionador a Pilar Alegría por criticar a la oposición desde Moncloa

Pilar Alegría desde el Palacio de la Moncloa

La Junta Electoral Central (JEC) ha decidido abrir otro expediente sancionador a la ministra de Educación y Portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, por criticar a la oposición desde el Palacio de la Moncloa en plena campaña electoral de las europeas, cuando los poderes públicos están obligados por ley a guardar neutralidad.

Se trata de una denuncia que presentó el PP tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 5 de junio, cuando la ministra arremetió contra la oposición tras conocerse que el juez había citado en julio como imputada a Begoña Gómez, la esposa del presidente Pedro Sánchez.

La JEC recuerda el deber de neutralidad de los poderes públicos que impone el artículo 50 de la Ley Electoral y considera que las palabras de la ministra fue «más allá» de comunicar los acuerdos adoptados por el Gobierno y realizó críticas a líderes destacados de otros partidos. «Lo que hay aquí es una campaña del fango de la derecha y la ultraderecha. Esta es la vergonzosa oposición que tiene hoy nuestro país, fango y más fango», son algunas de sus frases.

Libertad sí, pero no con medios públicos

El máximo organismo arbitral recuerda que la ministra tiene garantizada su libertad de expresión y puede criticar a otros partidos, «pero no puede hacerlo prevaliéndose de la utilización de los medios públicos de los que dispone en razón de su cargo público«, que es lo que trata de impedir ese artículo 50.2 de la LOREG «que implica un estricto deber de neutralidad política en actos institucionales».

Y recuerda que la ministra Portavoz, Pilar Alegría, no puede alegar según la Junta, desconocimiento de la norma porque ya fue objeto de otro expediente sancionador en la campaña de las elecciones catalanas y que tanto su presidente Pedro Sánchez como sus antecesoras Isabel Celáa e Isabel Rodríguez han sido objeto de sanciones por hechos similares.

Así las cosas, la JEC estima la denuncia del PP y decide abrir a Pilar Alegría otro expediente sancionador que podría conllevar una multa de 300 a 3.000 euros. Del caso se encargará el magistrado Andrés Palomo del Arco.

Si la ministra reconoce los hechos y renuncia a recurrir, podría ver recortada esa sanción a 2.400 euros o incluso a 1.800 euros. En caso contrario, tendrá diez día para presentar alegaciones. Esta decisión en firme por la vía administrativa y ya sólo podría recurrida ante el Tribunal Supremo.

+ en
.
Fondo newsletter