«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El marroquí mantuvo una actitud chulesca, desafiante, cínica y poco colaboradora con los actuantes

La Policía detiene a un inmigrante marroquí por desobediencia y agresión a un agente en Palma

Sucesos.- Policía Local detiene a un hombre por desobediencia y resistencia grave a agentes de la autoridad en Palma -EP

Agentes de la Policía Local detuvieron el pasado jueves a un hombre, de nacionalidad marroquí y 36 años de edad, como presunto autor de un delito de desobediencia y resistencia grave a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, en Palma.

En una nota de prensa, la Policía Local ha informado que, alrededor de las 12.30 horas del pasado jueves, una dotación de la Unidad de Seguridad Integral (USEI) fue comisionada por la Base del 092, a un supermercado de la calle Aragón, ya que al parecer había un varón alterando el orden público, increpando, molestando e insultando a los clientes del establecimiento.

Una vez en el lugar, los agentes contactaron con un responsable del comercio y requirente del servicio, quien les explicó que el hombre (ahora detenido), se encontraba ante una puerta de acceso al local y que llevaba mucho tiempo molestando a los clientes que entraban y salían del comercio. Al parecer, les insultaba, especialmente de forma sexista a las mujeres, y dejaba basura en la entrada. Desde el supermercado indicaron además que habían hablado en varias ocasiones con el hombre para que cesara su actitud, sin resultado. Por ello, finalmente se decidió requerir auxilio policial.

Los agentes se entrevistaron después con el señalado, un marroquí de 36 años, quien mantuvo en todo momento una actitud chulesca, desafiante, cínica y poco colaboradora con los actuantes, ha detallado la Policía Local en la nota de prensa, añadiendo que, con esa falta de colaboración, a gritos, cambio de puerta de acceso al supermercado e ignoró nuevamente varios requerimientos y advertencias de que podría incurrir un delito de desobediencia. El hombre se negó pues en rotundo a atender las instrucciones de los actuantes y ofreció resistencia activa en todo momento.

Asimismo, al proceder los agentes a desplazar al hombre levemente con la fuerza estrictamente necesaria, según ha precisado la Policía Local, éste respondió haciendo fuerza activa completamente en contra dirección de la que los agentes le indicaban, provocando que cayera al suelo junto a uno de los policías.

Por todo ello, los actuantes procedieron a la detención del hombre, hecho que provocó que éste se pusiera complemente fuera de sí, en actitud agresiva y sin cesar de insultar a los agentes. Controlada la situación, el varón fue esposado para trasladarlo al vehículo habilitado.

De camino al coche patrulla, sin embargo, el hombre llegó a agredir a otro agente, propinándole patadas en las piernas y cintura, sin que fuera preciso procurarle asistencia médica. La agresividad del varón continuó en el interior del vehículo policial.

+ en
.
Fondo newsletter