La vivienda podría abaratarse un 6% y hundir la demanda un 30% a causa del covid

Bloque de casas

El precio de la vivienda en España podría abaratarse este año cerca de un 6,1 % y la demanda de vivienda desplomarse en torno al 30 % en un contexto marcado por las consecuencias económicas derivadas de la pandemia de coronavirus, según las proyecciones realizadas por Acuña para este ejercicio.

Asimismo, la firma calcula que la oferta nueva de vivienda descenderá este año un 14,2 %, situándose en mínimos desde 2016, y que la demanda se sitúe en 370.000 viviendas.

En este contexto de moderación de la actividad promotora y reducción de la oferta de vivienda usada, Acuña estima un retroceso del “stock” para 2020 que se situaría en 855.000 viviendas.

Aunque el impacto de la pandemia sobre la actividad inmobiliaria será muy pronunciado a corto plazo y persiste la incertidumbre sobre la intensidad y la duración de la caída, la firma señala en su estudio que la situación es muy diferente a la crisis anterior, caracterizada por los elevados niveles de “stock” y una elevada producción de vivienda.

En este contexto, Acuña anticipa una demanda bruta para 2020 de 370.000 viviendas, de las que 282.000 unidades serían de segunda mano, y que los descensos sean más acusados este año en las áreas metropolitanas (30,1 % en tasa anual), lo que provocará un ajuste a la baja de los precios.

Así, los precios de la vivienda en las áreas metropolitanas podrían ceder este año un 6,2 %, correspondiendo a la vivienda nueva una caída del 5,7 %.

En las principales zonas, Madrid y Barcelona, los precios podrían sufrir un recorte superior al 5 % anual en 2020.

Tras el estallido de la pandemia del coronavirus y las medidas de control a la movilidad de viajeros, Acuña prevé un ajuste a la baja de los precios en las zonas de costa de un 5,8 % y de más del 30 % en la demanda, así como un retroceso “sin precedentes” en la vivienda turística.

Para los destinos insulares estima una caída de la demanda del 33 % en las Islas Baleares, del 32 % en Tenerife o del 26 % en Las Palmas.

Con respecto al alquiler, en las Islas Baleares, la Comunidad de Madrid y Cataluña los arrendatarios deben destinar la mayor parte de su salario (en torno al 35 %). En contraste, los alquileres más accesibles se encuentran en la Región de Murcia y el Principado de Asturias (26,3 % y 24,8 % respectivamente).

En este contexto de pandemia, el sector logístico será el que mejor se comporte gracias al auge del comercio electrónico, mientras que el mercado de oficinas sufrirá una transformación “sin precedentes” debido al teletrabajo y a la necesidad de reducir la densidad de ocupación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *