'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los independentistas recibieron consejos de un alto funcionario de la UE

Imagen del Parlamento de la UE

El colaborador nacionalista es István P. Székely, director en la Dirección General de Asuntos Económicos de la Comisión Europea.


Un alto eurofuncionario de la Comisión Europea colaboró con los separatistas catalanes y les dio las claves para defender la causa independentista ante la Unión Europea. Según El Mundo, que hace referencia a los correos del procés intervenidos por la Guardia Civil, el trabajador es István P. Székely, director en la Dirección General de Asuntos Económicos de la Comisión Europea.
Según los citados documentos, el entonces secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonés, comentó que había mantenido un encuentro «muy productivo» con el eurofuncionario húngaro. Székely es un cargo del cuarto nivel del departamento, por debajo del comisario, el director general y los directores generales adjuntos.
Székely le dijo a Aragonés que el proyecto soberanista catalán «tenía cabida dentro de la Unión Europea», pero que los dirigentes debían centrar sus esfuerzos en «ganarse el apoyo de los grandes países de la UE». De hecho, el húngaro desaconsejó utilizar el argumento del expolio económico y el «España nos roba».
«La estrategia debe basarse en explicar más los ataques judiciales que recibe del Estado español y no tanto en los perjuicios económicos que recibe de España», asegura Aragonés en el correo.

‘Nuestra posición no ha cambiado’

Por su parte, la Comisión Europea (CE) señaló que la posición sobre la crisis institucional en Cataluña no ha cambiado tras el arresto en Alemania del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont a raíz de la euroorden de detención emitida por el Tribunal Supremo español.
«Nuestra posición sobre Cataluña permanece inalterada», declaró en la rueda de prensa diaria de la institución el portavoz comunitario Alexander Winterstein, quien añadió que esta se basa en los «procesos constitucionales» de los Estados miembros de la Unión Europea (UE).
El portavoz comunitario agregó que la Comisión no va a comentar «cada desarrollo individual» de los acontecimientos en torno al desafío institucional de Cataluña.
«Hemos tenido oportunidad de discutir esto en distintas ocasiones. Saben cual es nuestra posición sobre Cataluña y no nos vamos a mover de ahí», reiteró.
La Comisión Europea ha mantenido un punto de vista invariable durante el reciente período de tensión independentista en Cataluña, que pasa por considerar la situación de esa región como un asunto interno de España y pedir una solución dentro del orden constitucional español, con diálogo y sin violencia.
Bruselas también ha insistido invariablemente en que, en caso de producirse un referéndum dentro del marco de la legalidad española y que diera lugar a la independencia de esa comunidad autónoma, Cataluña quedaría fuera de la Unión Europea.
 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter