«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Gritos de 'muerte a Israel' y 'Alá es grande' tras la decisión de Trump

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha acusado a Israel de ser «un Estado terrorista y opresor» tras el anuncio de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital israelí.


El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha acusado a Israel de ser «un Estado terrorista y opresor» por lo que calificó como «reacción desproporcionada» a las protestas palestinas tras el anuncio de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital israelí, informa el diario Hürriyet. «No vamos a dejar Jerusalén en manos de un país que mata a niños», dijo en un discurso ante militantes del gobernante partido AKP en Sivas, en Anatolia central.
En el pasado, el presidente turco ya había hecho acusaciones similares contra Israel, un país que durante décadas fue un estrecho aliado de Turquía hasta 2010. Ante la posibilidad de que Estados Unidos iba a reconocer a Jerusalén como capital, Erdogan había amenazada al comienzo de esta semana con romper las relaciones diplomáticas con Israel. Sin embargo, el Gobierno turco y el propio Erdogan se han limitado hasta ahora a criticar con dureza la decisión de EEUU, que consideran «sin valor alguno», según dijo el propio presidente en su discurso.
Estambul vivió el viernes y sábado multitudinarias manifestaciones contra Estados Unidos y también contra Israel. Las protestas -algunas con violencia- se han repetido en ciudades como Londres, Berlín, Beirut o Rabat.

Centenares de personas protestaron frente de la embajada estadounidense en la capital londinense contra de la decisión de Trump. Los manifestantes portaban banderas palestinas y carteles en los que se leía lemas como «Libertad para Palestina», «No al racismo» y «Paren la guerra». En Berlín se quemaron banderas de Israel y en Beirut la policía tuvo que lanzar gases lacrimógenos y los equipos de Defensa Civil emplearon cañones de agua para dispersar a los manifestantes, que lanzaron botellas y prendieron fuego a neumáticos y contenedores de basura en la zona de Aukar, próxima a la sede diplomática.


En Rabat se escucharon gritos más hostiles contra Estados Unidos como «América sionista» o «América enemiga de los pueblos» junto a «Muerte a Israel«. Las masas movilizadas por los islamistas gritaron en numerosas ocasiones «Alahu Akbar» (Alá es grande).
Leer más…
Trump incendia la pacífica Comarca de los Hobbits

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter