'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Pilar Rahola, en 2015: 'Si no hay sangre, los conflictos internacionales interesan poco'; ETA ponía 'bombitas'

La Gaceta informó en diciembre de 2015 de las declaraciones de Rahola, que en una televisión argentina minimizó los crímenes de ETA.


Con motivo del intento del golpe de Estado llevado a cabo por las fuerzas nacionalista, desde La Gaceta creemos conveniente rescatar unas declaraciones de Pilar Rahola en las que explicaba algunos de los pilares del secesionismo y minimizaba los crímenes de ETA.


«Si no hay sangre, los conflictos internacionales interesan pocos», mantenía Rahola, que anunciaba ya entonces que los independentistas «obligarían a Europa a negociar la ruptura y el posterior reconocimiento».
Para su interés, reproducimos la noticia completa y el vídeo de las declaraciones publicado el pasado 1 de diciembre de 2015.
Aprovechando la parálisis en el que está sumida la política catalana y que Argentina celebraba elecciones presidenciales, Pilar Rahola marchó al país austral. Allí intervino en algunas tertulias televisivas (de alguna salió trasquilada) y hasta tuvo tiempo para dejarse caer por la embajada oficiosa de Cataluña -el Casal de Catalunya en Buenos Aires- que la Generalitat riega con abundantes subvenciones
La propia Rahola confirmó que el de la capital argentina “no es un casal: es el casal” y añadió que “el de Buenos Aires es un casal mítico en la memoria colectiva catalana”. Los casals, suerte de casas regionales catalanas, buscan reunir a los catalanes expatriados y, en teoría, promocionar la lengua y la cultura catalanas. Organizan cursos de catalán y asesoran a los ciudadanos catalanes recién llegados. Pero no sólo. En el verano de 2014 los casals de todo el mundo se coordinaron para, en lugares simbólicos de diferentes ciudades, celebrar castellers. El objetivo final no era otro que reclamar el derecho de autodeterminación para Cataluña. Y para ello usaron el lema «Catalans want to vote. Human towers for democracy».
Unos meses antes de aquellas performances, el presidente del Casal de Catalunya de Buenos Aires Josep Puig Bóo conminó a los alumnos de catalán del casal a «recolectar firmas» para «realizar una consulta» separatista en Cataluña. En su comunicado Puig Bóo se lamentaba de que «un pueblo milenario no pueda ejercer el derecho a votar» y pedía ayuda para, literalmente, «defender la democracia en una parte del territorio europeo». Fue el mismo Puig Bóo el que entrevistó a Pilar Rahola en el espacio televisivo que posee el casal bonaerense. Y es la delegación de la Assemblea Nacional Catalana en Argentina la que se ha encargado de subir el programa, titulado ‘Para Construir’, a la red YouTube.

Las “bombitas” de ETA

Rahola, tertuliana, periodista, biógrafa de Mas y miembro del llamado Consejo para la Transición Nacional, lamenta que los argentinos, cuando miran a España, tengan “esa nostalgia de la Madre Patria”. Un sentimiento que, al parecer, opera como obstáculo a la hora de asumir el discurso separatista: “Que Cataluña esté poniendo en problemas a (al resto de) España es algo que aquí se percibe mal”. Y es por ese motivo, quizá, que Rahola viaja a Argentina, para llevar a cabo una labor de concienciación y, en la medida de los posible, contrarrestar “el bloqueo terrorífico” al que España, “a través de sus embajadas y lobbies económicos”, somete a “los mensajes catalanes”. Advierte de que “el aparato del Estado ha creado un discurso muy demonizador y muy criminalizador que dificulta mucho que la gente entienda (la crisis catalana)”. El Estado generaría una “cantidad enorme de propaganda”, las más de las veces construida en base a “argumentos soeces”. Y se lamenta de que, aunque la crisis separatista gana cada vez más cuota mediática, aún es insuficiente: “Los conflictos internacionales, si no hay sangre, interesan poco”. Y en una velada comparación con el terrorismo nacionalista de ETA, Rahola pronuncia una frase controvertida: “Quizá otros ponen una bombita (sic) y salen en algún sitio… y nosotros ponemos dos millones de personas para conseguir salir”.
Siguiendo la estructura clásica del discurso nacionalista, Pilar Rahola, ha dibujado una España autoritaria y antidemocrática para, inmediatamente después, glosar las virtudes de una Cataluña que no sería sino la perfecta antítesis de la pérfida España: “Somos un país pequeño, de sólo siete millones de personas, pero tenemos a algunos de los arquitectos más importantes del mundo, a algunos de los médicos más importantes del mundo, a algunos de los cocineros más importantes del mundo, al club de fútbol más importante del mundo”. Una imagen antagónica al “concepto imperial de España, que es absolutamente destructivo”. Y confiesa lo milagroso de la propia existencia de Cataluña: “lo normal es que hubiéramos dejado de hablar nuestro idioma, que hubiéramos dejado de tener conciencia de nación y que estuviéramos ya absolutamente asimilados”. Y siendo esto así, la pregunta para obvia: ¿Cómo es que no ha ocurrido? Muy fácil: “Cataluña es un país que, cuando nos destrozan, y nos han destrozado muchas veces, hacemos lo que hay que hacer: resistir”.

«La revolución de las corbatas»

“La revolución de las corbatas” es un concepto inédito que vendría a significar algo así como la rebeldía transversal de las clases catalanas medias contra la opresión española. Una construcción léxica que Rahola presenta como de uso habitual en Cataluña. El concepto bebería del carácter intrínsecamente pacífico y dialogante de la Cataluña que dibuja Rahola: “Los catalanes no tiramos un papel al suelo, no rompemos un cristal, hemos hecho manifestaciones con miles de personas y no se ha roto un vidrio”. Un carácter que avalaría y dotaría de legitimidad extra al proyecto separatista: “¿Cómo esta gente pacífica, de origen fenicio, comerciantes y pactistas quieren hacer algo tan potente como romper un Estado?”. Cuál no estará siendo el asedio político, económico y cultural al que se estará sometiendo a Cataluña para que semejante pueblo se rebele y alce la voz. Tal es la reflexión que sugiere Rahola.
El pseudo argumento histórico, capital para reforzar el discurso rupturista, ha hecho de hilo conductor de la entrevista. La periodista dibuja así la historia de Cataluña: “los dos primeros siglos después de la conquista bélica (1714)” son siglos de “sometimiento y destrucción de nuestro derechos constitucionales”. Cita “miles de leyes” para, literalmente, “destruir el catalán”. Un idioma, dice, que “fue prohibido en prácticamente todos los ámbitos: el económico, el jurídico, el político”. Todo a pesar de que en los famosos Decretos de Nueva Planta no existe ni una sola línea referida a la tan mentada prohibición del idioma catalán. La nueva Monarquía Borbónica, es cierto, estableció el castellano como idioma oficial del Estado en detrimento del latín, tal y como venía ocurriendo en el resto de Estados europeos con sus respectivas lenguas francas. “A ese nivel terrorífico llegaron los Borbones españoles para destruir nuestra identidad”, clama Rahola, que cae una y otra vez en errores históricos, como referirse a Barcelona como la “capital de la Corona catalana (sic)”.
Concluye el relato “histórico” con la misma crudeza que lo inauguró: “En el XIX nos bombardearon tres veces, hubo dos guerras, hubo represiones brutales… y no lo consiguieron. Y en el siglo XX hubo dos dictaduras, matanzas indiscriminadas, represiones brutales, 40 años de franquismo… y aquí seguimos”, aunque, eso sí, concluye: “hemos sufrido mucho”.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter