«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
RTVE Y CANAL SUR HARÁN UN DESPLIEGUE

Programas monográficos, tertulias, cine… el dispendio de las televisiones públicas para el 8M

Manifestación feminista. Europa Press

PSOE y PP se han empeñado en terminar de hundir las televisiones públicas. Radio Televisión Española (RTVE) y Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), la primera controlada por Pedro Sánchez y la segunda por Moreno Bonilla, cada vez se parecen más. Quizás por eso sólo una letra las diferencia. Ambas corporaciones se han lanzado a presentar sus programaciones especiales con motivo del 8 de marzo. En los dos casos podemos decir que estamos ante un despliegue informativo similar al que se dedicó en EEUU a la llegada del hombre a la luna, el 16 de julio de 1969.

Programas monográficos, tertulias, documentales, películas españolas –de las que ganan goyas– y derroches informativos propios de un canal 24 horas. Un día entero dedicado al delirio del falso feminismo. Y así no se habla del escándalo del Tito Berni o de la Kitchen.

Todo formato será presentado únicamente por mujeres: periodistas, tertulianas, actrices, activistas y directoras. Feministas de salón y feminazis del montón. Todas vestidas de violeta. Todas progres, reivindicativas, altivas, fanáticas, llamativas, exageradas y cariacontecidas.

Llegó el día grande para las denominadas delegadas de Igualdad creadas ad hoc en las redacciones de las dos televisiones públicas. En un caso por el Ministerio de Montero y en el otro por la consejería de Igualdad de Juanma Moreno, que no dudará en sacar tajada dejándose ver en algún rinconcito de su programación.

A través de las delegadas de Igualdad, figura que comparten Canal Sur y RTVE, ambas corporaciones públicas se mirarán una vez más al espejo de La Sexta. Esas «delegaciones de género» son las que se han dedicado a diseñar una programación que pasa por ocuparlo todo, pero no exclusivamente ese día. El calentamiento previo y la continuidad posterior del evento está también garantizado en los planes de programación.

Con etiqueta esquinera en pantalla de emisión, la macro campaña ideológica publicitaria no dejará espacio ni plataforma sin cubrir: las primeras cadenas, las segundas, las páginas web, las apps, las emisoras de radio, las redes y hasta los espacios deportivos. Todos ellos atestados de políticos del PSOE y del PP. Del PP y del PSOE… y todo pagado con el dinero del contribuyente. Sin duda, un despilfarro público de primer nivel, un espectáculo evitable.

En lugar de dejar a la gente en paz ese día y limitarse a narrar lo que ocurra en los espacios informativos convencionales, el político de turno quiere okupar el salón de tu casa a través del televisor.

Eso sí, pierda toda esperanza quien trate de encontrar referencias a los 700 violadores beneficiados por el Gobierno de Sánchez. Este 8-M volveremos a comprobar como ni España en su conjunto ni la mayoría de sus comunidades están en manos de gobernantes que se preocupan por los problemas reales de los españoles.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter