«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Todos los fugados podrán votar gracias a la constitución de la Mesa de Edad, que controla Junts

Puigdemont seguirá fugado y el Parlamento catalán le dejará votar a distancia en el pleno de constitución

Puigdemont seguirá fugado y el Parlamento catalán le dejará votar a distancia en el pleno de constitución
Puigdemont en Perpignan. Europa Press.

Carles Puigdemont, candidato de JxCAT, seguirá fugado fuera de España y votará a distancia el 10 de junio durante la constitución de la Mesa del Parlament. Así lo publica el diario El Confidencial tras hablar con fuentes conocedoras de las negociaciones entre el PSC y los partidos independentistas. Esto es particularmente inusual dado que Puigdemont está en Bruselas, huido de la justicia. Aunque la ley de amnistía será aprobada definitivamente por el Congreso el 30 de mayo, diez días antes.

Lluís Puig, también diputado de JxCAT, está en una posición similar. Ambos huyeron y el Tribunal Constitucional dictó que Puig no puede votar. Sin embargo, este dictamen se ignoraba en la legislatura anterior con la connivencia de los grupos parlamentarios.

Un caso paralelo es el de Ruben Wagensberg, diputado de ERC fugado en Ginebra, Suiza. Quiere evitar enfrentarse a cargos de terrorismo relacionados con el caso Tsunami Democràtic. Wagensberg votaba a distancia en el Parlament, amparado en una baja médica cuestionable que ERC justifica por el estrés.

Todos estos diputados podrán votar gracias a la constitución de la Mesa de Edad, que organiza la elección de los miembros de la futura Mesa del Parlament. También del nuevo presidente o presidenta de la Cámara catalana. Según el reglamento del Parlament, la votación de la Mesa, que determina la nueva legislatura, está supervisada por la Mesa de Edad.

La Mesa de Edad estará presidida por tres miembros: el diputado mayor y los dos más jóvenes. Debido a la composición de la cámara catalana, JxCAT y, por ende, el independentismo, tendrán mayoría. El presidente será Agustí Colomines, historiador de 66 años y miembro de JxCAT. Mientras que los otros dos miembros serán Ennatu Domingo, escritora de 1996 también de JxCAT, y Alberto Tarradas, de VOX, también nacido en 1996. Esta mayoría permitirá a diputados como Puigdemont votar como si su situación fuera normal.

Sin embargo, esta victoria sería corta. El PSC aspira a presidir el Parlament para que Salvador Illa sea president por encima de Puigdemont, que quiere el cargo. En una Mesa presidida por el PSC, es posible que el fugado Puigdemont vote la constitución, pero no su propia investidura. Incluso si regresa a Cataluña, como prometió en campaña y de momento no se atreve a cumplir. Lo mismo aplicaría a Lluís Puig, dejando a JxCAT con dos votos menos en la investidura.

Además, el PP logró 15 diputados en las últimas elecciones catalanas, esto es un puesto en la Mesa del Parlament en junio. Esto complicará que los diputados independentistas en situación irregular voten, según fuentes parlamentarias.

+ en
.
Fondo newsletter