«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El PNV quiere reconocer al País Vasco como una 'nación' que incluye a Navarra

La propuesta del PNV para el preámbulo del nuevo estatuto de autonomía ha evidenciado la distancia en esta materia con su socio de gobierno, el PSE-EE, al incluir conceptos como ‘’Euskal Herria’’ y ‘’nación’’, y plantear una relación «bilateral» con el Estado.

Las pretensiones de los nacionalistas llegan en un momento en el que sus relaciones con el Partido Popular son muy estrechas a raíz de la aprobación de los presupuestos por los primeros, y el regalo en forma de ‘cuponazo’ de los segundos. Coinciden a su vez con el final de ETA y su reivindicación de adquirir la competencia de la gestión de cárceles.
Pero sobre todo con el desafío catalán y la aplicación del 155. El PNV, por contra a la ristra de ilegalidades cometidas por los separatistas catalanes, se presenta como un partido moderado que pretende modificar el statu quo de la región cantábrica pero cuyo objetivo es el mismo: la ruptura de España.
La Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco se reúne este miércoles para debatir el contenido de este preámbulo con la idea de articular un nuevo texto que actualice el Estatuto de Gernika de 1979, el único de todas las comunidades autónomas que no se ha modificado hasta ahora.
La propuesta de preámbulo que se pondrá encima de la mesa consta de nueve puntos y comienza con la «Definición de Euskal Herria» como un «pueblo con identidad propia», cuya lengua, el euskera, y cultura propias forjan «la identidad nacional vasca».

¿Anexión de Navarra y el País Vasco Francés?

La propuesta de reforma aborda “una definición de Euskal Herria” que, según la formación peneuvista, “es un pueblo con identidad propia, en el conjunto de los pueblos de Europa, depositario de un patrimonio lingüístico, cultural y jurídico-institucional propio, que ha pervivido a lo largo de la historia”.
En este sentido, apunta que “está asentado geográficamente sobre siete territorios que en la actualidad se encuentran políticamente articulados en dos Estados europeos —el español y el francés— y tres ámbitos institucionales diferenciados: la Comunidad Autónoma Vasca, la Comunidad Foral de Navarra y el territorio gestionado por la Mancomunidad de Iparralde“.

Sin independencias unilaterales

El PNV, que deja claro que el nuevo Estatuto respetará la legalidad, defiende una actualización de los derechos históricos vascos que la Constitución «ampara y respeta» para «un nuevo modelo de relación con el Estado, bilateral, de respeto y reconocimiento mutuos, de naturaleza confederal».
Ya en febrero el PNV adelantó alguno de estos conceptos y fueron rechazados tanto por PSE, como por PP, que consideró incluso que desbordaban la Constitución. Los populares han advertido de que los planteamientos sobre autogobierno se están volviendo «cada vez más soberanistas».
Desde las filas socialistas se ha reiterado que «no comparten la visión de los derechos históricos» del PNV y han pedido que no se rebase la Constitución, aunque están dispuestos «a explorar todas las posibilidades» de acuerdo «en base a la legalidad».
La líder del PSE, Idoia Mendia, ha advertido además de que el texto del PNV «recuerda demasiado» al proyecto presentado en su día por el exlehendakari Juan José Ibarretxe, aunque ha asegurado que la coalición de gobierno «va bien». «No tiene nada que ver que tengamos opiniones muy distintas con el programa de gobierno acordado en su día», ha señalado.
En la misma línea se ha expresado el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, al recordar que el acuerdo de coalición recoge que en materia de autogobierno cada partido defenderá sus propios postulados. Por tanto, «no es algo novedoso ni sorprendente» que PNV y PSE tengan posiciones distintas, ha dicho.

Podemos defiende el ‘derecho a decidir’

Por el momento solo han trascendido las propuestas que PNV y Podemos llevarán a la reunión.
En el caso de la formación morada se propone que el preámbulo defina al País Vasco como «una comunidad con carácter nacional», plural, con una cultura y lengua propias «dentro del Estado», y con estrechos vínculos históricos con Iparralde (País Vasco francés) y Navarra, «en una realidad que se ha denominado Euskal Herria».
En cuanto al ‘’derecho a decidir’’ Podemos aboga por una «ley o pacto de claridad de inspiración canadiense, es decir, pactado, bilateral y legal» y por explorar todas las potencialidades de la Constitución para ampliar y blindar las competencias vascas.
La formación morada ya ha avisado de que no contempla apoyar una reforma del autogobierno pactada solo con PNV y EH Bildu y buscará un acuerdo «amplio, transversal y plural». «No entraremos en una dinámica de bloques» que deje fuera a partidos representativos de la sociedad vasca, dijo en su momento su portavoz en Euskadi, Andeka Larrea.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter