'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El resultado de 30 años de adoctrinamiento en el odio a España

Desde colegios y universidades se ha llamado a los alumnos a apoyar a los golpistas y estos pegan carteles del 1-0, se manifiestan por la independencia y en contra de las detenciones. ‘Los guardias civiles impiden la democracia’, ha sido la consigna.

El separatismo lleva décadas utilizando las aulas para adoctrinar en el odio a España, y su resultado lo estamos viendo una vez más en las calles de Cataluña en las últimas semanas con motivo del referéndum ilegal del 1-0.

El último episodio ha tenido lugar este miércoles. Unos 150 alumnos de Secundaria se han manifestado en defensa de la consulta. Unos 70 estudiantes se han movilizado en la avenida Diagonal de Barcelona y otros tantos en el barrio de Sant Andreu de la ciudad.

Se suma a la manifestación contra las detenciones que secundaron medio millar de universitarios y estudiantes de secundarios de Lleida el pasado 21 de septiembre, que culminó con el empapelado de la ciudad con carteles a favor del 1-O. Que ‘los guardias civiles impiden la democracia’, ha sido la consigna separatista dada en los colegios.

Más aún, niños de Olot (Gerona) han sido llevados por sus profesores a una marcha a favor de la consulta y del ‘procés’, en Manresa han llevado a niños del colegio Lluis Peguera de «excursión» a gritar a una comisaría.

Un grupo de pequeñas pegando carteles llamando al voto por una Cataluña libre es otra de las escalofriante imágenes que está dejando el 1-0, que fue recogida en vídeo, y corre como la pólvora por WhatsApp.

Otra de las estampas de estos días son los actos vandálicos perpetrados por jóvenes radicalizados, como el destroce de vehículos policiales. Además, han proferido insultos a los agentes y han asediado una casa cuartel.

Desgraciadamente, hay un goteo constante de estos casos, ya que desde colegios y universidades se ha llamado a los alumnos a apoyar a los golpistas.

Y esto ocurre porque la manipulación de los libros de texto denunciada por editores y sindicatos de profesores, o la exclusión del castellano en las aulas han sido posibles debido a que los sucesivos gobiernos de la Nación “han mirado hacia otro lado”. Así lo considera, por ejemplo, el eurodiputado Enrique Calvet, quien hace hincapié en que la culpa de todo esto no es de la «oligarquía separatista que ha logrado lavarle el cerebro, e intoxicar y/o amedrentar a una parte de la sociedad», sino de los «gobiernos de los últimos lustros, afanados en banalizar esta realidad».

Calvet también apunta a ciertos medios de comunicación, “por su complicidad”. “Es una vergüenza que se haya invertido dinero y tiempo por parte de los políticos nacionales en disimular esto, en vez de impedirlo”, sentencia.

El europarlamentario subraya que no conoce ninguna democracia asentada en Europa en la que después de la IIGM haya habido “escraches, presión por parte de las autoridades o se haya protegido por las autoridades, que es lo grave”. “Se ha organizado por las autoridades, protegido y financiado por las autoridades. Escraches, presiones, intimidaciones, amenazas por motivos neoracistas”, recalca nuevamente Calvet, que advierte también una vez más de la gravedad de la situación: “Es la puerta abierta a muy malos periodos”.

Cabe recordar que en su cruzada contra el separatismo llevó al Parlamento Europeo los espeluznantes testimonios de tres familias, de Mataró, Balaguer y Hospitalet, víctimas del adoctrinamiento y la persecución al disidente por reivindicar la educación en castellano. Fue en marzo de 2006.

Su objetivo era que Europa conociera que “en Cataluña se pisotean los derechos civiles básicos con las peores prácticas intimidatorias, y se destroza la niñez y el futuro incumpliendo la ley”.

Enrique Calvet recuerda en La Gaceta que allí se relataron cosas que recordaban las épocas siniestras de la historia de Europa: Acoso y persecución a padres a través de redes y manifestaciones organizadas por las autoridades, encierro individual con el progenitor por parte de la autoridad para presionarle, campañas de medios locales, escraches a las puertas de los padres liderados por representantes de las autoridades, con las fuerzas del orden levemente distraídas… Aquí puede escuchar el escalofriante testimonio de una de las madres, Ana Moreno:

Lo que llevó a la“total indignación” a los congregados fue cuando “quedó patente la utilización de los propios niños para acosar y atacar a sus propios compañeros”. Calvet denuncia en este diario que esto ocurre porque los pequeños son «orientados y organizados» por padres adictos a la causa y «por enseñantes y autoridades”.

En dicha conferencia se conoció también que los hijos de los ponentes llegaron a perder amigos “por orden de otros padres”, “por padecer un aislamiento racista teledirigido por parte de compañeros de apenas 10 años”, y que fue “esta monstruosidad” lo que más conmocionó. Considera que esos padres que aleccionan a sus niños para separarlos de sus amigos “son víctimas de su fanatismo”. “La gran mayoría es víctima de su propio lavado de cerebro”, apostilla.

El Gobierno no descarta multas a los colegios que ‘utilizan a los niños’

Por su parte, el Gobierno ha salido este miércoles al paso diciendo que no descarta multas a los colegios que ‘utilizan a los niños’.El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha informado de que la Alta Inspección educativa ha enviado a la Conselleria de Educación de Cataluña un requerimiento por la supuesta «utilización de niños» por varios colegios en actos de apoyo al referéndum, una circunstancia que podría conllevar una «sanción, apercibimiento o multa».

Pese a que ahora amenace con sanciones no hizo nada frente a la representación teatral que se hizo en siete colegios de Cambrils -gobernado por ERC, CiU y PSC- en torno al asedio del municipio en 1640 en la que se insultaba al “traidor español” y se pedía “destrozar al enemigo castellano”. Tampoco cuando en el colegio Guillem Fortuny de esta ciudad se recreó un pasaje de la Guerra de los Segadores y un profesor obligó al niño que interpretaba a Felipe IV a decir proclamas como “Matar a todos” o “Destruir al ejército español”. Se amontonan los casos en los que ha mirado para otro lado.

Insultos, patadas y escupitajos al que defiende a España

¿Y qué les ocurre a los jóvenes que defienden a España? Les “insultan, escupen y dan codazos». Así lo ha denunciado Josep Lago, coordinador de Jóvenes de Societat Civil Catalana, que, además, es estudiante de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Lamenta que la rectoría de la UAB no haya condenado todos estos hechos y grita que se sienten “desamparados”, incluso por parte de los Mossos, que en alguna ocasión «no han querido entrar al campus para protegerles».

Los jóvenes separatistas les han atacado también carpas informativas que montan en la Universidad y les han quemado la bandera de España que portaban, como sucedió el pasado marzo. El grito de ataque fue “nazis no”, “fuera fascistas de la universidad”. 

 

Ninguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

Apartheid lingüístico en Cataluña con el consentimiento del PSC

 

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter