«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SE CELEBRARÁ ESTE MIÉRCOLES

Sindicatos policiales creen que el concierto en Madrid del rapero trinitario debería haber sido cancelado

Rapero Rochy RD. Instagram

Madrid se ha blindado con ocasión del concierto del conocido rapero dominicano Rochy RD, icono de la banda callejera Trinitarios. Así lo han puesto de manifiesto las fuentes policiales consultadas por este medio, que aseguran que la alerta policial es «máxima» ante el temor de que puedan llegar a producirse conatos de extrema violencia.

Rochy RD, con antecedentes policiales por abuso sexual a una menor de edad es, sin embargo, un ídolo de masas entre los pandilleros dominicanos que se hacen llamar Trinitarios. Además de su ficha policial, le acompaña un negro historial alrededor de sus actuaciones musicales. En su concierto en Fuenlabrada (Madrid) en octubre de 2022 fruto de diversos enfrentamientos entre bandas rivales perdió la vida un joven de 21 años y otros tantos resultaron gravemente heridos.

Pero el episodio de Fuenlabrada no es aislado, también en Tenerife, en el contexto de otro recital de Rochy RD, se sucedieron violentos enfrentamientos donde en mitad de una batalla campal a botellazos y golpes que provocaron numerosos heridos que llegaron a precisar incluso atención hospitalaria.

Estos antecedentes han motivado que por parte de las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado se esté armando un fuerte dispositivo para tratar de controlar cualquier conato de violencia que pueda llegar a producirse entre los Trinitarios y bandas rivales. En este punto, desde la delegación de Gobierno de Madrid, Mercedes González, ha asegurado que hay en marcha un operativo para prevenir episodios violentos, aunque algunos colectivos policiales consideran que no es suficiente.

Cancelación del concierto, prevención y más medios

Desde la asociación Una Policía Para El Siglo XXI han considerado que «no se está actuando adecuadamente». Su presidente, Samuel Vázquez, echa en falta acciones que logren «prevenir el delito y el desorden» motivado por este tipo de eventos en los que, conociéndose sus efectos, «no se ha hecho nada por suspender la actuación de este cantante porque algo así conlleva un coste político».

«El éxito no puede ser encontrar al autor de un asesinato motivado por este tipo de eventos, el éxito debe ser prevenir ese asesinato anulando el riesgo inicial«, ha asegurado Vázquez, que cree que todo lo que pueda ocurrir esta noche podría haberse evitado cancelando el concierto.

Por su parte, desde JUPOL han dicho que este tipo de conciertos puede conllevar sin lugar a dudas un «enfrentamiento entre bandas». Su portavoz, Pablo Pérez, ha agregado que en los últimos años existe un evidente «incremento de la violencia por parte de las bandas».

«Estamos viendo más actividad por parte de estas bandas y han pasado de las armas blancas a las armas de fuego», ha manifestado Pérez, que muestra gran preocupación por el evento de esta noche al tiempo que espera que el dispositivo policial cuente «con los medios necesarios». «Que pequemos por exceso y no por defecto para evitar cualquier tipo de altercado y cualquier tipo de situación complicada para los compañeros que vayan a intervenir en ese dispositivo», ha concluido.

Agentes de uniforme, de paisano y estrictos controles de acceso

En virtud del riesgo existente ante la actuación en la conocida discoteca Oh My Club del distrito madrileño de Tetuán, fuentes de la Policía Nacional aseguran que se llevará un amplio despliegue en la zona, donde «habrá agentes de uniforme y de paisano».

«Se van llevar a cabo controles en las salidas de las estaciones de metro que hay en los alrededores de la discoteca», afirman las mismas fuentes, que aseguran irán enfocados para evitar en gran medida que se porten «objetos contundentes o cualquier tipo de arma».

El despliegue, según confirman a este medio, incluirá agentes de la UPR de la Policía Nacional, agentes de la Brigada Provincial de Información y «se contará con el apoyo de los agentes de la Policía Local y otros efectivos de Protección Civil».

Por último, apuntan a que la principal meta es «evitar lo que ocurrió en Fuenlabrada» de forma que los agentes desplegados actuarán en «antes y después» para de esta forma impedir cualquier conato de violencia motivado por la fuerte presencia de inmigrantes de origen latino.

+ en
.
Fondo newsletter