«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Han perdido dos escaños pero podría ser clave en un eventual tripartido

Sumar pierde dos escaños y sigue su deriva descendente: «Nuestro resultado no es el que esperábamos»

Jéssica Albiach

Sumar sigue en una dinámica descendente tras los comicios catalanes ante la caída de los ‘comunes’, uno de los principales baluartes del proyecto liderado por la vicepresidenta Yolanda Díaz, que cosecha solo seis escaños con el 98,56% del voto escrutado, dos menos con respecto a 2021.

No obstante y pese a esa bajada, tapona en parte las debacles previas en Galicia y País Vasco al conservar su socio catalán opciones de tener relevancia política en posibles pactos postelectorales, dado que podría ser claves en un eventual tripartido con PSC y ERC sumando 68 escaños, después de que el bloque independentista no dispone de mayoría absoluta. De hecho, uno de los objetivos que se habían marcado era poder ser determinantes para la gobernabilidad en el bloque de izquierdas.

Tras dos legislaturas estancados en ocho escaños, los ‘comunes’ han experimentado un descenso al quedarse en el 5,81% del voto emitido el 12M con 179.909 papeletas, 15.436 menos que en 2021 y una caída porcentual del 1,06% de apoyo electoral.

En consecuencia, no han sido la llave para abrir en Sumar una dinámica ascendente en este ciclo electoral tras la debacle de las pasadas elecciones gallegas, quedándose como fuerza extraparlamentaria, y el varapalo en País Vasco donde cosechó solo un escaño cuando el antiguo espacio confederal disponía de seis diputados en 2020.

Sumar confiaba que el amplio arraigo territorial de los ‘comunes’ fuera diferencial para cambiar esa tendencia, pues esperaban crecer cuando se adelantaron las elecciones en Cataluña. A parte, el factor de competición electoral con Podemos, como pasó en el País Vasco, no jugaba en esta ocasión al renunciar la formación morada a concurrir en Cataluña.

Y aunque su aliado electoral se ha valido de su implantación sobre todo en Barcelona, donde gobernaron el Ayuntamiento ocho años para conservar un suelo electoral, ha padecido la tendencia del voto útil de PSC que desde Sumar venían detectando en la última semana de campaña y que no han podido revertir.

+ en
.
Fondo newsletter