«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
una diferencia de 5,72 dólares de unas zonas a otras del país

Los estadounidenses celebran este jueves la segunda cena de Acción de Gracias más cara de la historia

Joe Biden indulta al Pavo Nacional por Acción de Gracias. Carol Guzy/ZUMA Press Wire/dpa

La tradicional cena del Día de Acción de Gracias, que reúne en torno a la mesa a las familias estadounidenses cada cuarto jueves de noviembre, se ha situado en 61,7 dólares (56,6 euros) en el caso de una cena para diez comensales, lo que supone un coste de 6,17 dólares por persona, frente al coste récord de 64,05 dólares (58,78 euros) de la cena del año pasado.

A pesar de que celebrar la cena de Acción de Gracias este año resulte un 4,5% más barato que hace un año, el coste del ágape será el segundo más elevado de toda la historia y representa una subida del 15,7% respecto de la celebración de 2021 y del 25% en comparación con 2019.

El lobby de los granjeros y ganaderos estadounidenses, cuyas estadísticas se remontan a 1986, destaca que el principal factor detrás del alivio en la factura de la cena es el abaratamiento del 5,6% del precio del pavo, que ha alcanzado un promedio de 27,35 dólares, frente a los 28,96 dólares de 2022 por una pieza de 16 libras (7,3 kg).

Precios de los ingredientes

La caída de los precios del pavo de este año se puede atribuir a una disminución de los casos de gripe aviar y la consiguiente recuperación de la población de pavos, explican los autores de la encuesta, añadiendo que en la cena de este año, el precio del pavo supone el 45% del coste del convite, frente a la media del 43% de las últimas dos décadas.

Entre el resto de ingredientes presentes en una cena clásica para Acción de Gracias, otros seis de los 11 artículos relevantes experimentaron una disminución de precio respecto al año pasado, además del pavo, incluyendo el menor coste del relleno en cubitos, los guisantes congelados, los arándanos, las bases para tartas, la crema para batir y la leche entera, mientras que se incrementaron los precios de la bandeja de condimentos (una mezcla de apio fresco y zanahorias), batatas, panecillos y la mezcla para el pastel de calabaza.

Diferencias regionales

Asimismo, los resultados de la encuesta revelan disparidades regionales en los precios minoristas de los alimentos, con una diferencia de 5,72 dólares entre las regiones menos caras y las más caras. De tal modo, para el Día de Acción de Gracias, la cena menos costosa es el Medio Oeste, con 58,66 dólares; el Sur, con 59,10 dólares; el Oeste, con 63,89 dólares y el Noreste como el más caro con 64,38 dólares.

«Aunque los precios según las encuestas han comenzado a bajar, la inflación de los alimentos sigue siendo un problema real y constituye una limitación para el presupuesto de todos los consumidores estadounidenses», advierte la AFBF.

.
Fondo newsletter