«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el templo acoge cada semana a más de 50.000 asistentes

Policías fuera de servicio abaten a una mujer que disparó dentro de una iglesia evangélica en Houston

Agentes de la Policía de Estados Unidos. Twitter.

Agentes fuera de servicio han abatido este domingo a una mujer que entró en la iglesia de Lakewood, en Houston, armada con un fusil y abrió fuego. La mujer iba acompañada por un menor. La Policía de Houston ha informado de que como consecuencia del tiroteo hay un menor de cinco años herido en estado crítico y un herido de 57 años con un disparo en una pierna.

«El aviso llegó a las 13.53 horas (hora local). Una mujer de entre 30 y 35 años entró con un abrigo largo y una escopeta acompañada de un niño (…) y comenzó a disparar», ha relatado el jefe de la Policía de Houston, Troy Finner, en rueda de prensa. El ataque se ha producido justo antes del comienzo de la misa en español.

Los dos agentes que abrieron fuego estaban realizando un trabajo extra —uno de ellos trabaja en la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas— y alertaron de que la atacante mencionó unos explosivos, por lo que se avisó a los artificieros, que comprobaron que no llevaba ninguna bomba en la mochila que portaba o en su coche. La mujer finalmente falleció, ha indicado.

«Tenía un arma larga y podría haber sido mucho peor, pero los agentes dieron un paso al frente e hicieron su trabajo y les quiero dar las gracias por ello», ha señalado Finner en referencia a la respuesta de los agentes fuera de servicio.

El alcalde de Houston, John Whitmire, ha destacado que este incidente «es una oportunidad para centrarnos». «Habrá patrullas extra y contactos con nuestros compañeros federales y locales. Vamos a incrementar las patrullas en torno a las sedes religiosas», ha prometido.

En ese sentido, ha lamentado una situación «muy difícil» por ocurrir en una iglesia, donde las personas van «a tranquilizarse y a rezar a Dios», y ha remarcado que las autoridades van a trabajar para «que todos sigan asistiendo a la iglesia». Cabe destacar que esta iglesia evangélica tiene una capacidad de 16.800 personas y cada semana acoge a más de 50.000 asistentes.

.
Fondo newsletter