«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Durante el panel discutieron sobre el impacto del antisemitismo creciente

Tres decanos de la Universidad de Columbia son suspendidos por reírse de los judíos y lanzar mensajes antisemitas

Decanos suspendidos - The Washington Free Beacon

Tres decanos de la Universidad de Columbia han sido suspendidos tras enviar mensajes de texto ofensivos durante un panel sobre antisemitismo en un evento reciente de exalumnos. Las imágenes de estos mensajes, que incluyen un emoji de una cara de vómito, fueron capturadas por un asistente al panel sobre la vida judía en el campus, realizado el 31 de mayo.

Durante el panel, los oradores, que incluían al exdecano de la Facultad de Derecho de Columbia, David Schizer, y al director ejecutivo del Centro Kraft para la Vida Judía de Columbia, Brian Cohen, discutieron el impacto del antisemitismo creciente, exacerbado por el conflicto entre Israel y Hamas, en estudiantes y profesores judíos. Mientras los panelistas expresaban sus preocupaciones sobre el ambiente hostil que enfrentan los estudiantes judíos, los decanos intercambiaban mensajes burlones y despectivos.

Cristen Kromm, decana de vida estudiantil de pregrado, usó emojis de náuseas y vómitos en referencia a un artículo de opinión de octubre de 2023 en el Spectator, escrito por Yonah Hain, rabino del campus, que advertía sobre la pérdida de brújula moral en la comunidad universitaria. En un momento, Kromm hizo una referencia sarcástica al artículo cuando una alumna judía lloró al hablar sobre la hostilidad que su hija había experimentado.

Otro mensaje muestra a Matthew Patashnick, decano asociado de apoyo a estudiantes y familias, acusando a un panelista de aprovechar la situación para recaudar fondos, a lo que Susan Chang-Kim, vicedecana y directora administrativa del Columbia College, respondió con un «Double Urgh».

En un correo electrónico dirigido a la Junta de Visitantes de Columbia, Josef Sorett, decano de Columbia College, se disculpó por el daño causado por los mensajes, afirmando que los comentarios sarcásticos no reflejan las opiniones del equipo. Sorett también criticó la invasión de privacidad por parte de la persona que tomó las fotos del chat grupal.

En respuesta a la suspensión, un portavoz de la Universidad de Columbia declaró que están comprometidos a combatir el antisemitismo y a garantizar que el campus sea un lugar seguro y valioso para todos los miembros de la comunidad, incluidos los estudiantes judíos.

.
Fondo newsletter