«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La violencia de la extrema izquierda en Hamburgo: 200 policías heridos

Grupos de vecinos se organizan a través de «comandos de limpieza» para retirar los restos de la destrucción causada.


Unos 1.500 manifestantes violentos de extrema izquierda participaron en los nuevos disturbios contra la cumbre del G20 desencadenados hasta la pasada madrugada en Hamburgo, según han informaron fuentes policiales, ante la última jornada de la reunión de líderes de las grandes potencias y países emergentes.
Las fuerzas de seguridad se vieron por momentos «sorprendidas» por la situación, que el portavoz de la Policía hamburguesa, Timo Zill, calificó de «extremadamente agresiva», por lo que pasada la medianoche se reforzó el operativo en el distrito de Schanzenviertel.
Miembros del cuerpo especial antidisturbios procedieron a peinar, manzana a manzana, las calles de esa zona urbana, a unos 300 metros del centro de congresos donde tiene lugar la cumbre, tras dispersas a los violentos con cañones de agua a presión y cargas policiales.
Se estima que unos 500 jóvenes participaron en diversos saqueos a comercios, destrozos en el mobiliario urbano y ataques a los miembros de la policía, muchos de ellos armados con barras de hierro, mientras levantaban barricadas incendiarias. Los manifestantes violentos se habían provisto de cócteles molotov «en grandes cantidades», relató el portavoz policial, quien recordó que, la cifra de agentes heridos desde los anteriores disturbios del jueves se sitúa ya en 200, algunos de ellos de gravedad.

Efectivos antidisturbios acabaron entrando en un edificio en el que se habían refugiado grupos de manifestantes y detuvieron a 13 personas.
Los disturbios se concentraron en la calle en la que se encuentra la casa ocupada por el colectivo «Rote Flora» -«Flora Roja»-, convocante de la marcha de la izquierda radical «Welcome to hell», el jueves, donde se originaron los primeros disturbios violentos.


El transporte público quedó cortado en toda zona hasta las 04.00 GMT, cuando la policía consideró que se había restablecido el control de la situación.
El área donde se concentraron los disturbios ofrecía por la mañana una imagen de devastación, mientras grupos de vecinos se organizaban a través de las redes para organizar «comandos de limpieza» para retirar los restos de la destrucción causada.

Está prevista una última manifestación en la ciudad convocada bajo el lema «Solidaridad sin fronteras en vez de G20» para este sábado.
 
La cumbre de las potencias mundiales concluye con un debates sobre el desarrollo de África, las causas de la inmigración, la lucha contra las pandemias y el apoyo a las mujeres emprendedoras en países en desarrollo.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter