«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
con el fin de cumplir con los objetivos climáticos

Bruselas respalda el plan del Gobierno holandés para expropiar a los agricultores

Nadie ha votado a Ursula von der Leyen. Quizá sea por eso que ella y su equipo se pasan por el forro la voluntad de los pueblos, esa antigualla en proceso de desaparición conocida como «democracia». Por eso la Unión Europea puede permitirse el lujo de ignorar el fantástico triunfo electoral del partido de los agricultores holandeses en las recientes elecciones locales y respaldar los intentos del Gobierno por quedarse con sus tierras.

La Comisión Europea ha aprobado el plan presentado por el Gobierno holandés para expropiar las tierras de miles de agricultores con el fin de cumplir con los objetivos Natura 2000 de la UE con la excusa de la gran estafa de nuestro tiempo, la lucha contra el «cambio climático», que rivaliza con las sanciones a Rusia en su carrera por arruinarnos.

El plan ofrece a los agricultores el 120% del valor de sus granjas y podría cerrar alrededor de 3.000 granjas de «altas emisiones». El Gobierno holandés también tiene una propuesta para imponer a los productores de leche, cerdos y aves de corral la venta por el 100% del valor de sus granjas en caso de que decidan cerrar.

El plan Natura 2000 de la UE tiene como objetivo reducir las emisiones de nitrógeno, pero podría tener un impacto significativo en el sector agrícola holandés, uno de los más productivos de Europa. El Gobierno espera reservar 1.400 millones de euros para los mecanismos de cierre de explotaciones agropecuarias.

La propuesta del Gobierno holandés no es definitiva, ya que el plan de compra debe gestionarse a nivel provincial. El Ejecutivo se enfrenta a la oposición del partido Movimiento Campesino-Ciudadano (BBB), que se convirtió en marzo en el mayor partido con representación en el Senado holandés. También se han expresado dudas en el seno del partido democristiano dentro de la coalición del primer ministro Mark Rutte, la CDA, tras la inesperada victoria del BBB.

El Movimiento Campesino-Ciudadano, ahora el principal partido en el Senado, cuestionó en su día que los planes europeos para limitar el uso de fertilizantes nitrogenados obligaran a Rutte a imponer sus draconianas medidas de cierre, la coartada expresada por el primer ministro.

Vana esperanza: según la emisora holandesa NOS, Diederick Samson, un eurócrata no electo, ha aconsejado al Gobierno que siga adelante con su tiránico plan de expropiaciones forzosas. A cambio la UE se compromete a «flexibilizar» sus regulaciones.

Esta política comunitaria de corte soviético de obligar a los agricultores a vender sus tierras y los planes para reducir las emisiones de nitrógeno en las granjas entre un 50 % y un 95% han incendiado el país con multitudinarias protestas.

Uno de los aspectos más polémicos y siniestros del plan de la UE es que también prohíbe a los agricultores expropiados montar una explotación agrícola en cualquier otro país de la Unión Europea.

«La UE ha dado luz verde al Gobierno holandés para que expropie a 3.000 agricultores ofreciéndoles un 120% del valor de mercado de sus tierras, ‘incentivándolos’ para que vendan ‘voluntariamente’ (si no acceden, se les expropiará por las buenas más tarde)», denuncia desde su cuenta de Twitter la comentarista política holandesa Eva Vlaardingerbroek. «Ah, y no se les permitirá comenzar de nuevo en ningún otro lugar de la UE».

«Así es como lo hacen: le ponen a los agricultores un cuchillo en la garganta», añade Vlaardingerbroek. «Se aseguran de que no renueven sus licencias, los atormentan con nuevas regulaciones y restricciones todos los días y luego les ofrecen un soborno sabiendo que muchos lo aceptarán por pura desesperación. Es todo tan vil».

«Dudo mucho que prohibirles comenzar de nuevo en otro lugar de la UE sea incluso legal. Se suponía que la razón de ser de la UE era la libertad de movimiento y la libertad de los trabajadores. Esto es ya propio de una URSS 2.0″, concluye.

+ en
.
Fondo newsletter