«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Estan desarrollando una ley que penalizará los extranjerismos

El partido de Giorgia Meloni declara la guerra a los anglicismos para proteger el italiano

La presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni. Europa Press

El partido de la presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni, ha presentado un nuevo proyecto de ley que buscará defender el italiano de los anglicismos, para cuyo fin castigará el uso del inglés y otras palabras extranjeras en las comunicaciones oficiales, con multas que irán desde 5.000 a 100.000 euros.

El impulsor de la ley ha sido el vicepresidente de la Cámara de los Diputados de Italia, Fabio Rampelli, miembro destacado de Fratelli d’Italia ―el partido que lidera Giorgia Meloni―, quien ha explicado que la futura norma, desarrollada para desalentar el uso de términos extranjeros en lugar del italiano, será válida única y exclusivamente para la administración pública, informa Il Corriere della Sera.

Según los últimos datos, Treccani, la enciclopedia autorizada en lengua italiana, contiene actualmente 9.000 palabras en inglés y 800.000 palabras en italiano. Desde el año 2000, el número de palabras en inglés que se han incorporado al idioma italiano ha aumentado en un 773 %, recoge Euronews.

La adopción de palabras inglesas en el idioma italiano es objeto de un debate interminable en Italia: o proteger la integridad del idioma nacional, o bien aceptar el hecho de que las lenguas vivas son fluidas y la globalización acabará provocando que lo anglosajón se vaya imponiendo.

El nuevo proyecto de ley del partido de Meloni toma una posición fuerte en este debate, impulsando un enfoque que pretende prácticamente prohibir las palabras en inglés de la administración pública, las escuelas y las universidades, buscando poner coto a ese globalismo homogeneizador.

Según la nueva ley, «cualquier curso universitario que no tenga como objetivo específico la enseñanza de una lengua extranjera debe impartirse en italiano«. Sólo se justificarán cursos en lengua extranjera si están destinados a estudiantes extranjeros.

Cualquiera que ocupe un cargo en la administración pública debe tener «conocimiento y dominio escrito y oral del idioma italiano«. Según la propuesta de ley, que debe ser discutida en el Parlamento, el uso de palabras en inglés «degrada y mortifica» la lengua italiana, informa Euronews.

Ayer mismo les comentábamos otras iniciativas que está desarrollando el Gobierno Meloni, como obligar a etiquetar claramente las harinas fabricadas con insectos y a almacenarlas aparte en los hipermercados; prohibir en su territorio el acceso a la Inteligencia Artificial de ChatGPT, vetar la carne artificial y los insectos en la fabricación de pasta y pizzas; o, como recogimos hace unos días, perseguir la «gestación subrogada» también cuando se produzca en el extranjero. A esto se une el reducir la influencia anglosajona en la lengua italiana. Desde luego, los líderes globalistas occidentales deben de estar preocupados por la deriva de Italia.

+ en
.
Fondo newsletter