«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el vice primer ministro ha detallado que fue alcanzado por dos de los disparos

El primer ministro eslovaco, Robert Fico, se encuentra grave pero fuera de peligro tras ser operado

Momento del ataque a Robert Fico. Europa Press

El primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, ha resultado herido este miércoles tras ser disparado al término de una reunión del Gobierno celebrada en la ciudad de Handlova, en el centro del país. El mandatario se encuentra estable y su vida no corre peligro tras una larga intervención quirúrgica.

Fico se encontraba conversando con algunos simpatizantes a las afueras del centro cultural donde se había celebrado la reunión cuando se han escuchado hasta cinco disparos.

La Policía de Eslovaquia ha acordonado la zona y ha intervenido en el lugar. Según informaciones recogidas por la prensa local, el supuesto autor de los disparos ha sido detenido, mientras que los miembros del equipo del primer ministro han sido evacuados.

Las autoridades han identificado al atacante como Juraj Cintula, un escritor de 71 años miembro de la Asociación de Escritores Eslovacos y fundador de un grupo literario. El atacante portaba el arma de forma legal, según estas fuentes.

Según ha detallado más tarde la Oficina del primer ministro, Fico ha sido trasladado de urgencia en helicóptero hasta el Hospital Roosevelt de Banská Bystrica, puesto que el traslado a Bratislava sería demasiado largo.

Allí ha sido intervenido quirúrgicamente en una operación que ha durado al menos tres horas, tras la cual el vice primer ministro Tomas Taraba ha asegurado que la vida de Fico «no corre peligro en este momento». Taraba ha explicado en declaraciones a la cadena británica BBC que la operación ha tenido éxito, que su vida ya no corre peligro y que cree que Fico «sobrevivirá».

«Estaba gravemente herido. Una bala le ha atravesado el estómago y la otra le ha impactado en la articulación. Fue traslado de inmediato al hospital y después al quirófano», ha relatado. Taraba ha explicado que los disparos se hicieron «desde muy corta distancia».

Ha criticado además a los partidos de la oposición, a los que ha acusado de recurrir a «narrativas falsas» y de retratar a Fico «casi como a un monstruo», una actitud que no es pertinente en una democracia.

El ministro del Interior, Sutaj Estok, ha subrayado que harán todo lo posible para investigar «en detalle» lo más rápidamente posible el atentado y ha pedido «responsabilidad» a la clase política y a los líderes de opinión. «Este asesinato merece una condena conjunta e inequívoca«, ha subrayado.

«Eslovaquia está viviendo el peor día de su democracia. Por primera vez en los 31 años de nuestra república democrática y soberana ha sucedido que alguien ha decidido expresar su opinión política no en una votación, sino con un arma en la calle, y con la intención no de discutir, sino de eliminar físicamente a un oponente político», ha agregado. Para el ministro, lo ocurrido es una «decepción terrible» tras el «esfuerzo de pertenecer al mundo civilizado» que «ha sido en vano».

Sutaj Estok ha resaltado que había un «claro motivo político» para el ataque y ha instado por ello a la población a «no propagar el odio». De hecho, ha advertido de que cualquier expresión de apoyo al atentado será «perseguida». Además, ha anunciado un refuerzo de las medidas de seguridad tanto de la oposición como de cargos gubernamentales y también de los medios de comunicación.

El ministro parece referirse a un vídeo publicado en redes sociales en el que el principal sospechoso detenido critica la intención de Fico de cerrar la televisión pública por las críticas a sus políticas, una grabación cuya veracidad no ha sido contrastada.

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento eslovaco, Lubos Blaha, ha anunciado la suspensión de la sesión parlamentaria prevista para este miércoles en la capital, Bratislava, ubicada a unos 150 kilómetros del suceso.

«Esto es vuestra culpa», ha espetado Blaha, de Smer, a los miembros de la oposición en el Parlamento. Por su parte, los diputados opositores han respondido con gritos y abucheos a Blaha, considerado uno de los hombres cercanos a Fico.

La oposición había convocado para este miércoles una serie de manifestaciones para protestar contra el cierre de la radiotelevisión pública. Sin embargo, una vez conocida la noticia del atentado, han optado por suspender las protestas.

El presidente electo ve la democracia en peligro

Una de las primeras reacciones al suceso ha sido la de la presidenta de Eslovaquia, Zuzana Caputova, quien en su perfil oficial de Facebook ha trasladado su «enérgica condena» por el atentado contra Fico, a quien ha deseado una pronta recuperación. «Estoy en shock», ha manifestado la presidenta eslovaca, de ideología contraria a la del jefe de Gobierno.

Por otro lado, el presidente electo de Eslovaquia, Peter Pellegrini, ha sido más contundente y en su perfil en redes sociales ha lanzado una publicación en la que ha lamentado que lo ocurrido «es una amenaza para todo lo que ha adornado hasta ahora la democracia eslovaca», y ha reconocido sentirse horrorizado por saber hasta dónde puede llevar «el odio» político.

«No tenemos que estar de acuerdo en todo, pero hay muchas maneras de expresar nuestro desacuerdo de manera democrática y legal», ha manifestado Pellegrini, quien en abril se hizo con la victoria en las elecciones presidenciales bajo el paraguas del partido Voz-Socialdemocracia, formado por una coalición entre el Smer de Fico y el Partido Nacional Eslovaco.

«Un intento de asesinato de uno de los más altos funcionarios constitucionales es una amenaza sin precedentes para la democracia eslovaca. Si expresamos opiniones políticas diferentes con armas en las plazas y no en los colegios electorales, ponemos en peligro todo lo que hemos construido juntos durante 31 años de soberanía eslovaca», ha añadido.

Pellegrini se encontraba de vacaciones en el extranjero pero, debido a los recientes acontecimientos, ha adelantado su vuelta a Eslovaquia.

Por otro lado, el que fuera rival de Pellegrini en aquellas elecciones presidenciales, el exministro de Exteriores Ivan Korkok ha exigido una investigación exhaustiva de lo ocurrido, a la par que ha hecho un llamamiento a la «moderación» a la hora de lanzar declaraciones de responsabilidad o acusaciones.

Fico juró a finales de octubre el cargo como primer ministro de Eslovaquia por cuarta ocasión tras su dimisión en 2018, cuando se produjeron una serie de protestas por el asesinato del periodista Jan Kuciak, que investigaba las actividades de la mafia italiana en el país.

+ en
.
Fondo newsletter