«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
HUNGRÍA MANTIENE SU RECHAZO

El veto de Orbán a los 50.000 millones para Ucrania aplaza la negociación de los líderes europeos a enero

El primera ministro de Hungría, Viktor Orbán. Europa Press

El veto del primero ministro húngaro, Viktor Orbán, a la ayuda de 50.000 millones de euros para Ucrania en el próximo presupuesto comunitario ha impedido este jueves que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE pudieran cerrar un acuerdo para revisar el marco financiero de 2024-2027, lo que aplaza la negociación —y por ello la confirmación del apoyo a Kiev—- hasta el próximo enero.

La primera jornada del Consejo Europeo que se celebra en Bruselas ha permitido a los Veintisiete anunciar un acuerdo para la apertura de negociaciones de adhesión con Ucrania tras vencer un primer bloqueo de Orbán, que ha abandonado la sala a sugerencia del canciller alemán, Olaf Scholz, en el momento de la votación para evitar pronunciarse en contra y permitir así que la decisión saliera adelante por consenso, han explicado distintas fuentes europeas.

Sin embargo, tras varias horas de negociación sobre la revisión del presupuesto, los líderes han podido constatar que Hungría mantenía su rechazo a la propuesta sobre la mesa y, aunque continuarán el Consejo Europeo durante el viernes, no retomarán la discusión presupuestaria hasta enero o febrero del próximo año, en una cumbre extraordinaria.

La última propuesta de acuerdo reducía a un tercio las aportaciones que la Comisión Europea pedía a los países para elevar el gasto en el próximo ejercicio (de 66.000 millones a 21.000 millones) pero mantenía el nivel de la ayuda a Ucrania en 50.000 millones de euros.

Este documento recibió un «fuerte apoyo de 26 Estados miembros», según ha confirmado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que ha señalado que «sólo un líder no ha podido respaldarla», por lo que han decidido retomar este debate a principios de 2024, cuando tratarán de lograr la unanimidad, incluyendo a Orbán, para hacer posible implementar esta propuesta.

«Quiero mandar un mensaje positivo y tranquilizador, porque tenemos las herramientas para garantizar que somos de confianza; los ucranianos pueden contar con nuestro apoyo«, ha apostillado Michel en declaraciones a la prensa tras finalizar la reunión en la madrugada de este viernes.

También el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, se ha mostrado «optimista» respecto a las opciones de lograr un acuerdo a Veintisiete, incluida Hungría, a pesar de que un acuerdo sobre el presupuesto le parece «mucho más complicado» de lo que ha sido acordar la apertura de negociaciones de adhesión. El mandatario holandés ha considerado que «aún hay tiempo» para el acuerdo y apuntado que la reunión de líderes podría celebrarse «a finales de enero».

Fuentes diplomáticas han añadido que el representante húngaro dejó claro que rechazaba de pleno cualquier aportación de «dinero fresco» para Kiev, por lo que el resto consideró que habrá más opciones de éxito si se dan «algunas semanas más» a la negociación y vuelven a verse en enero.

+ en
.
Fondo newsletter