«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Marine Le Pen fija el calendario para refundar el Frente Nacional

La líder de la derecha alternativa francesa, Marine Le Pen, lleva tiempo explicando la necesidad de reorganizar el partido que preside, el Frente Nacional, incluyendo un cambio de nombre que permita la apertura de la formación “a todos los patriotas franceses”.

Le Pen tiene claro que ha conseguido los “mejores resultados” a los que se podía aspirar con la estructura de partido fundada por su padre en 1972. Por eso ha propuesto a la dirección de la formación que se establezca el procedimiento, recogido en los estatutos, para “construir” el partido que “defienda a Francia y a los Franceses”.
El análisis de la candidata presidencial, que obtuvo un tercio de los votos en segunda vuelta, es que el Frente Nacional presenta una resistencia a la llegada de nuevos votantes porque se sigue identificando su “marca” con la extrema derecha. Y ese es un lastre, según Le Pen, que impedirá crear una alternativa real de Gobierno para un partido que pretende defender la identidad francesa frente al desafío de la inmigración descontrolada y frente a la perdida de soberanía que ocasiona la Unión Europea.
Le Pen ha asegurado que «Hay muchas cosas que cambiar, pero en primer lugar hay que consultar a nuestros miembros». Para ello está elaborando un cuestionario que será enviado en septiembre a toda la militancia del Frente Nacional. Con los resultados de esa consulta se presentará una propuesta que será debatida en un congreso nacional que, en entrevista a la emisora de radio France Info, se celebrará en marzo de 2018.
Ahora el gran reto de Le Pen, que abandonó la presidencia del Frene Nacional de manera provisional para poder dirigir este proceso de cambios, es el de dar cohesión a un partido que presenta dos grandes corrientes internas.
Por un lado cuenta con una masa de seguidores conservadores y católicos en el sur del país. Por otro, la mayoría de sus miembros en el norte de Francia tienen una tendencia más nacionalista y defienden unas políticas más sociales, alejándose del liberalismo que es asumido por los elementos más moderados de la formación.
El reto, que asegura asumir Le Pen, es crear una formación capaz de ilusionar a todos aquellos franceses que “ven los peligros” a los que deben de enfrentarse, pero que a su vez tienen claro por dónde pasa la solución que no es otra, según ella que “recuperar Francia”.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 
Leer más…

Marine Le Pen irrumpe en la Asamblea Francesa: ‘Somos la única resistencia’

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter