«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Italia también se planta frente a Bruselas: expulsión masiva de irregulares

«Es necesario superar el reglamento de Dublin», que entre otras cosas establece que el país que debe hacerse cargo de una petición de asilo es aquel en el que el demandante pisó por primer vez territorio comunitario, añaden.


El programa acordado por el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y Liga para gobernar en Italia dedica gran espacio a la gestión de la inmigración y propone superar el actual reglamento europeo de Dublin y expulsiones masivas de inmigrantes considerados irregulares presentes en el país.
La «mano dura» contra inmigración considerada ilegal fue el caballo de batalla de la Liga Norte en su campaña electoral y así lo ha llevado a su programa con el M5S. El mismo líder, Matteo Salvini, se ha propuesto como ministro del Interior para llevarlo a cabo.
En este programa de Gobierno se asegura que la gestión de la inmigración es insostenible para Italia y que además el actual sistema europeo de control de flujos migratorios es «un fracaso» y «pone en discusión los acuerdos de Schengen».
Se tiene que conseguir la reducción de las presiones de los flujos sobre las fronteras y una revisión de las actuales misiones europeas en el Mediterráneo, «como la llegada a los puertos italianos de los inmigrantes sin que haya ninguna responsabilidad compartida por los Estados europeos»
«Es necesario superar el reglamento de Dublin», que entre otras cosas establece que el país que debe hacerse cargo de una petición de asilo es aquel en el que el demandante pisó por primer vez territorio comunitario, añaden.
Y piden la «reubicación obligatoria y automática en base a parámetros objetivos y cuantificables».
También incluye que cualquier delito cometido de una persona en espera del estatus de refugiado suponga su expulsión inmediata con el objetivo, escriben, «de garantizar la seguridad y el orden público».
Propone «sedes de permanencia temporal de inmigrantes destinados a la repatriación», con una capacidad tal de garantizar que todos los inmigrantes cuya entrada sea irregular estén localizados en el territorio».
Según este acuerdo, en Italia existen cerca 500.000 inmigrantes irregulares y por tanto proponen una serie y eficaz política de repatriaciones lo que definen como ineludible y prioritario.
Y por tanto preven que parte de los recursos destinados a la acogida vayan a los fondos para la expulsión de inmigrante.
Por otra parte quieren más controles y «el cierre inmediato de todas la asociaciones islámicas radicales o mezquitas que resulten irregulares».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter