«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las agresiones sexuales vuelven a marcar la Nochevieja alemana

Las agresiones sexuales han proliferado esta Nochevieja en Alemania

Gran parte de estas agresiones fue perpetrada en la Puerta de Brandenburgo, en Berlín, donde cada Fin de Año se celebra una fiesta  en la que se congregan cientos de miles de personas


A pesar de las medidas de seguridad establecidas – entre las que se hallaba la creación de ‘zonas de seguridad’ para mujeres – , las agresiones sexuales han vuelto a proliferar esta Nochevieja en Alemania. Así lo ha anunciado la policía alemana este lunes a través de su cuenta de Twitter: ‘Hasta ahora, desafortunadamente, se han notificado agresiones sexuales ocasionales. No toleramos actos de este tipo’.
Uno de los focos en que se produjeron estas violaciones fue Berlín. No en vano, allí el número de ataques ascendió a trece (si atendemos a las denuncias presentadas) y se detuvo a diez personas. Gran parte de estas agresiones fue perpetrada en la Puerta de Brandenburgo, donde cada Fin de Año se celebra una fiesta con música y fuegos artificiales en la que se congregan cientos de miles de personas.
Para prevenir agresiones sexuales allí, las autoridades alemanas ordenaron el establecimiento de ‘zonas de seguridad’ para mujeres. Éstas, que fueron en su momento muy criticadas, se han revelado infructuosas: no han evitado las violaciones, que ya se han tornado en un crimen demasiado asiduo en Alemania.
El otro foco conflictivo durante la reciente Nochevieja fue Colonia. De esta manera, tal y como recoge Breitbart, nueve mujeres denunciaron ante la policía de la ciudad germana haber sido manoseadas con lascivia, de forma inadecuada, por hombres que no lograron identificar durante las celebraciones propias del Fin de Año.
Todo ello a pesar de los 1400 efectivos de la policía desplegados en la urbe; efectivos cuyo propósito era impedir que se repitiesen los dramáticos sucesos de la Nochevieja de 2015 (y eso sí lo lograron, al menos en parte).

Nochevieja de 2015

Como ya se ha mentado, los exhaustivos dispositivos de seguridad establecidos para la reciente Nochevieja responden a los sucesos acaecidos hace dos años en la ciudad de Colonia. Allí, en la entrada del año 2016, más de 1.000 personas, la mayor parte de ellas procedentes del norte de África, perpetraron agresiones sexuales por doquier; agresiones que tanto las autoridades alemanas como los medios de comunicación se afanaron en silenciar.
Así, la policía de la ciudad germana registró más 100 denuncias de mujeres que aseguraban haber sido ultrajadas – o manoseadas de forma inapropiada – por hombres a menudo organizados en grupos.
En cualquier caso, las agresiones sexuales no se produjeron exclusivamente en Colonia; también las padecieron las habitantes de ciudades como Stutgart y Hamburgo y, en esos casos, los asaltantes reunían los mismos rasgos que en el caso de Colonia: hombres de origen norteafricano.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter