«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Así son las generosas pensiones que perciben los eurodiputados

Imagen del Parlamento de la UE

Mientras la Comisión Europea demanda subir la edad de jubilación en los países europeos, los eurodiputados se retiran a los 63 años


El antiguo líder del UKIP, Nigel Farage, ha asegurado que no renunciará a su pensión como exmiembro del Parlamento Europeo, estimada en 83.000 euros anuales (73.000 libras). En un debate emitido por la BBC, el político euroescéptico ha tratado de justificar, con rotundidad, su determinación: ‘He dicho desde el primer día que no renunciaré. ¿Por qué debería sufrir mi familia aún más?
Dudo que llegue a cobrarla, tal y como funcionan las cosas en la Unión Europea en términos de dineros’, ha ironizado Farage, a quien corresponde empezar a cobrar su pensión a los 63 años y que ha rechazado las acusaciones de hipocresía que le dedicaron sus compañeros de debate. ‘Yo voté contra Europa; soy el pavo que votó contra la Navidad. Hipocresía habría sido quedarme en mi escaño’.
En los últimos meses, Farage se ha mostrado sobremanera crítico con la estrategia negociadora que está siguiendo la primera ministra británica, Theresa May, con la Unión Europea: ‘Es totalmente inaceptable dar dinero a Bruselas sin saber qué nos da a cambio; sería una traición’, ha aseverado el líder euroescéptico, que es proclive a un Brexit rápido y conveniente para EEUU.
Sin embargo, esta disposición del prócer euroescéptico está distrayendo la atención de lo fundamental, que no radica sino en el hecho de que los exeurodiputados gocen de generosas pensiones vitalicias a partir de los 63 años. Así, mientras la Comisión Europea demanda subir la edad de jubilación en los países europeos, los parlamentarios se retiran a los 63 años y, en caso de haber permanecido tres legislaturas en su cargo, sus pensiones superarán los 5000 euros mensuales.

Pingües sueldos y dietas desmedidas

En este sentido, al tiempo que el poder adquisitivo de los europeos va menguando progresivamente, los eurodiputados perciben un sueldo de más de 8.000 euros brutos al mes. Un sueldo en el que no se incluyen los 304 euros de dietas por cada jornada de actividad parlamentaria y los 4300 libres de tributos en concepto de gastos generales tales como alquiler de oficinas, equipos informáticos y teléfonos.
Para contextualizar estas cifras, cabe señalar que los eurodiputados cobran 1.500 euros al mes más que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, 2.200 euros más que los ministros y 5.200 euros más que los diputados nacionales.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter