'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los jóvenes italianos votaron mayoritariamente a los partidos 'populistas'

El líder de Liga Norte, Mateo Salvini

El Movimiento 5 Estrellas, que exigía en su programa electoral una política migratoria más contundente y una actitud menos servil hacia la Unión Europea, obtuvo el porcentaje de sufragios más elevado en este estrato social


En un momento en que la oposición a la Unión Europea es presentada por las élites mediáticas como algo carca y propio de los ciudadanos más provectos, debe acogerse con alborozo cualquier evidencia que refute esta arbitraria teoría. Y eso es precisamente lo que hacen unas estadísticas difundidas por la página web italiana Termometro politico y recabadas por la encuestadora SWG.
Según estos datos, los partidos ‘populistas’ – así los llama el establishment bruselense – han sido los que más votos han conseguido entre el electorado más joven, entre esos electores que participaban en la ‘fiesta de la democracia’ por primera vez en su vida.
Así, el Movimiento 5 Estrellas, que exigía en su programa electoral una política migratoria más contundente y una actitud menos servil hacia la Unión Europea, obtuvo el porcentaje de sufragios más elevado en este estrato social: el 43%. Por detrás, el también motejado de ‘populista’ Liga Norte, cuyo discurso es aún más políticamente incorrecto, consiguió hacerse con el apoyo del 19% de quienes votaban por primera vez.
Por su parte, el Partido Democrático de Matteo Renzi – al que podemos identificar como formación esencialmente sistémica – sólo obtuvo el 12% de los votos del electorado juvenil. Y eso que, para presentarse amable a este sector, proponía en su programa electoral la creación de un bono cultural de 500 euros.

¿Brecha generacional?

En cambio, los italianos de mayor edad se mostraron más partidarios de las formaciones sistémicas en los comicios. Así, de acuerdo con el estudio de SWG, el de Renzi fue el partido más votado entre este colectivo: 26% (el Movimiento 5 Estrellas, en cualquier caso, obtuvo el 22% de los sufragios).
Por otro lado, el número de abstenciones entre los ancianos fue mayor que entre los jóvenes; unas abstenciones que, sin embargo, fueron la excepción en unas elecciones en las que la participación se reveló masiva (81%).

Un problema para la Unión Europea

Para la Unión Europea, que constituye un proyecto a largo plazo con unos propósitos tan claros como cuestionables, el rechazo de las generaciones jóvenes es verdaderamente problemático; evidencian, en cierto modo, que los europeos del futuro no sienten como suyo el mastodonte burocrático y despótico en que ha devenido la institución comunitaria.
En Francia, el Frente Nacional (que desde este fin de semana no se llama así) también se nutrió en las pasadas elecciones de un sustancial número de votos juveniles. No en vano, en la primera vuelta, el partido de Marine Le Pen obtuvo un mayor porcentaje de sufragios entre los electores de 18 y 24 años que su principal rival, el centrista Emmanuel Macron.
En cualquier caso, tampoco puede hablarse de una brecha generacional, pues la institución comunitaria también suscita rechazo en los ancianos de determinados. De esta forma, fueron éstos los que, buscando una dignidad patriótica extraviada tiempo ha, respaldaron el Brexit con mayor entusiasmo.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter