«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los medios ocultan la procedencia magrebí de los violadores de Rímini

Una turista polaca fue violada por una pandilla de magrebíes después de que su novio fuera brutalmente golpeado en una playa de Italia.

Una pandilla de magrebíes ataca a una pareja en la playa de la ciudad italiana de Rímini. Golpean hasta dejar inconsciente al hombre y a continuación violan a la mujer en repetidas ocasiones. Los medios españoles, una vez más, prefieren ignorar la procedencia de los autores de la agresión y titulan sin citar su nacionalidad.

Los informes policiales desvelan que el hombre se desmayó después de haber sido golpeado con una botella en la cabeza y robado. Su pareja fue violada en repetidas ocasiones por cuatro hombres en la madrugada del sábado en un tramo de playa en la ciudad adriática.

«Me golpearon con una botella en la cara«, ha explicado el novio tras denunciar el suceso. «Parecían osos. Llegué a perder el sentido». La agresión se produjo a las 4 de la madrugada mientras la pareja se encontraba sola en una hamaca perteneciente a uno de los establecimientos hosteleros de la playa.

La Policía investiga si los autores de este crimen agredieron esa misma noche a un transexual de nacionalidad peruana. Como los violadores siguen en libertad, podrían volver a atacar, advierte el superintendente de Rimini, Maurizio Improta.

El caso de La Sexta

Es habitual que los medios de comunicación europeos censuren informaciones negativas acerca de los refugiados. El silencio mediático en torno a los disturbios y la violencia en la ruta de los Balcanes ha provocado un grado de ignorancia importante en la opinión pública, pero La Sexta cruzó un umbral difícil de superar.

La cadena informó en su página web acerca de una violación en Austria. Los hechos tuvieron lugar en el mes de diciembre, cuando un refugiado iraquí agredió sexualmente a un niño de 10 años en una piscina de Viena. El joven alegó que se trataba de una “emergencia sexual” porque no había tenido relaciones desde hace mucho tiempo.

El violador, identificado como Amir A, atacó al menor cuando se encontraba dando clases de natación en un centro deportivo. Amir comenzó a hablar con el pequeño y a continuación le forzó alegando que “no entendía sus reiteradas negativas”.

En junio de este año, un tribunal le declaró culpable de ataque sexual grave y violación de un menor. La sentencia condenaba al refugiado a seis años de prisión y le obligaba a indemnizar a la familia con 4.730 euros. Tras meses de incertidumbre, un tribunal de apelación aceptó finalmente el recurso de la defensa y revocó la condena.

En su noticia, de apenas tres párrafos, La Sexta obvió la nacionalidad y la condición de refugiado del violador y en ningún caso informó de que este tipo de prácticas se han convertido en tónica habitual desde el comienzo de la crisis de refugiados.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter