«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la propuesta ha sido presentada por el ministro de economía

Meloni sigue el ejemplo de Orbán y propone eliminar impuestos a quienes tengan al menos dos hijos

Giorgia Meloni y Viktor Orbán. Fuente: giorgiameloni.it
Giorgia Meloni y Viktor Orbán. Fuente: giorgiameloni.it

Italia es uno de los países de Europa —sólo por detrás de Malta y de España— con la tasa de natalidad más baja. En el año 2022 tocó el mínimo histórico con menos de siete nacimientos frente a 12 muertes por cada 1.000 habitantes. Así, y según el Instituto Nacional de Estadística, la media italiana está por debajo de los dos hijos desde 1980 y, de seguir así, en 2070 tendría una población de 47,7 millones de personas, once millones y medio menos que ahora.

Mientras la mayoría de países europeos propone solucionar esta crisis demográfica con la llegada de miles de inmigrantes, Hungría, y ahora Italia, han decidido fomentar la natalidad a través de incentivos y deducciones para las familias que tengas más hijos.

Así, el Gobierno de Viktor Orbán, pionero en aplicar este tipo de políticas, concede un préstamo sin intereses de hasta 30.000 euros a los matrimonios jóvenes, elimina el IRPF a las mujeres que tengan cuatro o más hijos o concede ayudas a familias numerosas para la compra de un coche, entre otras.

Por su parte, el Ejecutivo que dirige Giorgia Meloni ha decidido seguir la misma dirección y, según ha adelantado el diario El Foglio, se estaría planteando una supresión de impuestos sobre la renta para las familias que tengan al menos dos hijos.

La propuesta, que será detallada en los próximos días, ha sido presentada en una comparecencia en el Senado por el ministro de Economía, Giancarlo Giorgetti. «Creo que ni siquiera se trata de hablar de incentivos a la natalidad, sino de eliminar los desincentivos a la natalidad: no podemos gravar de la misma manera a los solteros y a los que tienen una familia con hijos, porque evidentemente quien tiene hijos tiene costes que de alguna manera alteran el concepto, tan querido por muchos aquí presentes, de la progresividad de la carga tributaria», ha concretado.

El plan también ha recibido el respaldo de Massimo Bitonci, subsecretario del Ministerio de Empresas, quien ha planteado que, para incentivar la natalidad, «es necesario reducir la tributación de las familias con uno o más hijos a cargo». Para ello, propone una deducción de 10.000 euros anuales por cada hijo a cargo hasta el final de sus estudios, «incluidos los universitarios» —hasta ahora, esa deducción era de 950 euros al año por hijo hasta los 21 años—, y sin limitación por ingresos familiares.

La aplicación de políticas similares en Hungría ha demostrado que es posible aumentar el número de nacimientos. En los últimos 10 años, la tasa de fertilidad húngara subió de 1,25 en 2010 a 1,59 en 2021, el valor más alto desde 1996. Desde 2010, también ha aumentado el número de matrimonios, que fueron más de 72.000 en 2021 —la cifra más alta desde los años 80—, se ha reducido el de divorcios en un 30% y el número de abortos está en su mínimo histórico con 25.000 en 2020, la mitad que hace diez años.

+ en
.
Fondo newsletter