«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Emmanuel Tjibaou ha obtenido el 57,44% de los votos

Nueva Caledonia envía por primera vez desde 1986 a un separatista a la Asamblea Nacional

Emmanuel Tjibaou.

Emmanuel Tjibaou, uno de los hijos del líder canaco Jean-Marie Tjibaou asesinado en 1989, se ha convertido este domingo en el primer diputado separatista elegido desde 1986 por Nueva Caledonia, territorio de ultramar afectado en los últimos meses por disturbios contra las autoridades francesas.

Tjibaou, que deberá formar parte de los diputados apoyados por el Nuevo Frente Popular, ha obtenido el 57,44% de los votos por la segunda circunscripción frente a su rival Alcide Ponga, respaldado por Agrupación Nacional y sus aliados. La participación en el archipiélago ha alcanzado el 71,35%.

El futuro diputado de la nueva legislatura francesa, cuyo hermano estuvo en prisión preventiva en junio por su presunto papel en los disturbios, no tiene experiencia en política y no ha sido respaldado de forma oficial por el independentista del Frente de Liberación Nacional Canaco y Socialista (FLNKS), si bien ha recibido el apoyo de sus miembros.

No obstante, en la primera circunscripción de Nueva Caledonia ha sido reelegido el diputado Nicolas Metzdorf, defensor del proyecto de ley constitucional que ha desencadenado la violencia en el archipiélago. Por otro lado, en el resto de territorios de ultramar —Guyana, Martinica y Guadalupe— las ambiciones de Agrupación Nacional se han visto frustradas, después de que ganaran los candidatos izquierdistas.

Los disturbios en Nueva Caledonia surgieron contra la concesión del voto a ciudadanos franceses en las elecciones locales. De momento, son casi una decena los muertos en el marco de la ola de enfrentamientos desde el pasado 13 de mayo.

El conflicto estalló entonces tras el debate en el Parlamento francés sobre una reforma electoral que concede el voto a aquellos ciudadanos franceses en Nueva Caledonia que lleven al menos diez años viviendo en el territorio. Dicha medida, aprobada por el Parlamento francés, ha tenido que ser paralizada por el momento por el presidente, Emmanuel Macron, debido al recrudecimiento de la crisis.

Los canacos, y en especial la alianza independentista del Frente de Liberación Nacional Canaco y Socialista (FLNKS), han denunciado la propuesta como un varapalo a sus aspiraciones en un momento especialmente crítico de las relaciones con Francia, después de que la alianza boicoteara el último referéndum de independencia de 2021, que se saldó con victoria de los unionistas.

+ en
.
Fondo newsletter