Un marroquí, detenido por el asesinato de una activista pro inmigración

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La Guardia Civil arrestó este martes al conductor del camión, que recogió hace una semana a la joven en Alemania.


La activista alemana en favor de los inmigrantes Sophia Lösche fue hallada muerta cerca de la gasolinera de Egino, en el término municipal de Asparrena, en Álava. Su familia había denunciado su desaparición hace una semana desde que se subió a un camión con matrícula marroquí en Schkeuditz, en la zona Este de Alemania.
El objetivo de la joven era llegar a su ciudad natal, Amberg, situada a unos 260 kilómetros al Sur. Lösche utilizaba habitualmente este medio de transporte, una opción frecuente entre los jóvenes universitarios alemanes.
La Guardia Civil arrestó este martes en Jaén al conductor del vehículo, que se dirigía al estrecho de Gibraltar con la intención de tomar un ferry y desembarcar en Marruecos. El miércoles pasó a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional. Durante los interrogatorios, el marroquí confesó la localización del cadáver que presentaba “claros síntomas de violencia”, tal y como relatan fuentes cercanas al caso a ‘El Correo’. El camionero habría intentado quemar en cadáver para eliminar cualquier rastro.
Lösche vivía la política con pasión. Era presidenta de las juventudes del SPD (partido socialdemócrata) en Bamberg y desde el estallido de la crisis migratorio había colaborado con una ONG en la isla griega de Lesbos.
Sus familiares tardaron 24 horas en denunciar su desaparición. Tras interrogar a numerosos testigos y comprobar las cámara de seguridad, la Policía alemana apuntó al camionero. Se emitió una orden de captura internacional, pero no tuvo reparos en atravesar Francia y España sin ninguna dificultad.
La investigación, bajo secreto de sumario por orden del Juzgado de Instrucción número 3 de Vitoria, deberá determinar si cuando se detuvo cerca de la estación de Egino, Lösche todavía estaba viva. El rastro desaparece el jueves 14 pocos minutos después de subirse al camión.

Deja una respuesta