«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
DEMUESTRAN SU APOYO A BOLSONARO

Miles de brasileños se mantienen en las calles exigiendo transparencia electoral

Simpatizantes de Bolsonaro manifiestan en Brasil. Twitter

Millones de brasileños siguen en las calles sin parar desde el día de las elecciones presidenciales para exigir el respeto a su voto. Aclaman la intervención de las Fuerzas Armadas para que aseguren una auditoría de los votos y transparencia electoral. Pues reprochan que hay lugares donde el presidente Jair Bolsonaro no obtuvo votos, pese al respaldo popular que ha demostrado en las calles e incluso en lo más profundo de la selva amazónica.

Quizá por primera vez en la historia poblaciones indígenas llegaron a la capital de Brasil para reclamar el reconocimiento de sus votos. Con plumas en el cabello y pintura tradicional en sus cuerpos están presentes en Brasilia para repudiar el resultado electoral.

“Vamos a explicar a Brasil y al mundo por qué estamos aquí, por qué los indígenas estamos aquí, por qué salimos de nuestras aldeas y vinimos a Brasilia. Justamente para ayudar a esos millones de patriotas que están aquí defendiendo a esta bandera verde y amarilla”, exclamó uno de los manifestantes.

“Nación brasilera, estamos de frente al Cuartel General. Tenemos seguridad de que algunos de estos videos llegarán a estos señores. Quiero pedir encarecidamente en nombre de la nación brasilera que salven a nuestra Patria. Porque nosotros somos los verdaderos originarios de Brasil y estamos aquí junto a toda la población para salvar a nuestro país. Queremos libertad. Queremos libertad para nuestras futuras generaciones. Queremos vivir en paz. No aceptamos el comunismo en Brasil. Tenemos una Constitución que debe ser respetada. Eso quería decir para Brasil y para el mundo”, exclamó el cacique Ronaldo.

Una de las voces más sobresalientes es la de Silvia Waiapi, la primera mujer indígena en destacarse como soldado. Ahora es diputada elegida en las listas de Bolsonaro. “Existen indígenas patriotas, no todos siguen la cartilla del socialismo”, asesgura.

Contrario a lo que han propagado los medios masivos, impulsados por la retórica de figuras de Hollywood como Leonardo Di Caprio y Mark Ruffalo, que intentaron imponer un relato de Bolsonaro como destructor de la Amazonía, las poblaciones amazónicas muestran su respaldo al mandatario.

Los manifestantes demuestran que relato no fue local sino internacional, promovido por Emmanuel Macron (quien quiso a toda costa evitar un tratado comercial entre la UE y Brasil por la desventaja que implicaba para los agricultores europeos).

Las Fuerzas Armadas tienen el derecho y deber de garantizar el orden

Lo que piden los brasileños es simplemente la ejecución del Artículo 142 de la Constitución:

“Las Fuerzas Armadas constituidas por la Marina, el Ejército y la Fuerza Aérea, son instituciones nacionales permanentes y regulares, organizadas sobre la base de la jerarquía y la disciplina, bajo la autoridad suprema del presidente de la República, y tienen como finalidad la defensa de la Patria, la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquiera de estos, la ley y el orden.”

Y las Fuerzas Armadas ya se expresaron. Encontraron irregularidades en el proceso electoral e incluso indicios de fraude. Presentaron su informe al Tribunal Supremo Electoral el 9 de noviembre y al día siguiente los altos mandos se reunieron con el presidente Bolsonaro.

El Tribunal Supremo Electoral destaca irregularidades en los fondos de Lula

A raíz de ello, el TSE inició una serie de investigaciones que han resultado en el descubrimiento de fondos millonarios a favor de Lula.  Al menos 122 millones de reales están en disputa (cerca de 23 millones de euros).

De acuerdo con el inciso 2 del artículo 16-D de la ley electoral, para que cualquier candidato tenga acceso a recursos, primero debe presentar una solicitud al partido dejando en claro su intención de utilizar recursos públicos para su campaña electoral. Según técnicos del TSE, Lula no presentó ningún documento al respecto.

“La postulación demuestra la disposición del candidato a utilizar los recursos del Fondo Electoral y lo distingue de quienes optaron por no recibirlos, buscando que no haya una distribución indistinta de los recursos públicos finales de campaña”, dicen los técnicos asesores de Examen de Electoral. y Cuentas del Partido (Asepa) del TSE.

En vista que las cuentas de Twitter e Instagram de Bolsonaro han sido impedidas, por medio de TikTok manifestó su respaldo a los camioneros que han liderado las protestas contra el proceso electoral. Aparece a bordo de camiones, sonreído, a lo largo del país. Aunque el video no tiene texto ni diálogo, se entiende que elude la censura mientras apoya a los manifestantes.

A la par, el Partido Liberal con el cual Bolsonaro lanzó su candidatura a la reelección, anunció que solicitará la anulación de las elecciones. Asimismo, el General Mourao, vicepresidente de Brasil, anunció que no entregará la banda presidencial para la transición y que tampoco lo hará Bolsonaro.

O sea que las elecciones en el país más grande de Sudamérica no se han definido. El 30 de octubre apenas fue el inicio de una batalla en las calles y en las cortes contra la denominada “dictadura judicial” que favorece a Lula y sus aliados.

En virtud de la situación, La Gaceta de la Iberosfera se comunicó con uno de los principales expositores de las inconsistencias, Fernando Cerimedo, PhD en Marketing, Consultor Político y dueño de medios como La Derecha Diario.

Cerimedo, desde Argentina, presentó un informe de auditoría privada independiente completa que muestra una serie de irregularidades en el proceso de votación y como consecuencia su cuenta de Twitter, así como la de La Derecha Diario y la de muchos políticos del Partido de Bolsonaro, y de cientos de ciudadanos, fueron restringidas en Brasil. Twitter, por orden del Tribunal Supremo Electoral (TSE) al mando de Alexandre de Moraes, ha silenciado sistemáticamente a las voces que cuestionan el resultado y/o proceso electoral.

¿Cuáles fueron las irregularidades que encontraron en el proceso electoral?

Las irregularidades más importantes tienen que ver con la diferencia entre los resultados de los votos entre las urnas del modelo 2020 y las que no son 2020, que son modelo 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015.

Se analizaron ciudades pequeñas donde la población es muy homogénea y en esas ciudades el resultado llegó a variar hasta en 15 puntos según el tipo de urna. O sea, para que se tenga contexto, en un mismo centro de votación había urnas de diferentes modelos, de todos los modelos.

En las urnas 2020 incluso Lula pudo haber ganado 51 – 49 [%], pero en ese mismo centro de votación en las urnas que no eran 2020 Lula ganaba por 15 puntos [porcentuales] de diferencia. O sea, «la gente votó según la máquina», y eso es una variable electoral que no existe. Es imposible. Es imposible matemática y estadísticamente que eso sea así, o sea, literalmente imposible. Las máquinas 2020 tienen una memoria interna porque es muy difícil que no sea auditada y que pueda ser tocado el software, y las otras tienen un pen-drive, un flash drive que se saca y se pone.

Lo que se encontró también es que entre los dos modelos hay dos softwares distintos, cosa que no debería ocurrir. Y es lo que el Partido Liberal puso como principal situación en un informe en que presentaron las pruebas y la evidencia de ese software.

¿Qué refleja sobre la «dictadura de la toga» que se vive en Brasil el hecho que hayan podido censurar incluso un medio argentino? ¿Cómo se vislumbra el futuro con Lula en el poder en ese sentido?

La dictadura es extremadamente fuerte, está avanzando mucho más. Van a bloquear las cuentas de 47 empresas de personas que supuestamente participaron de las marchas. Ayer [la dictadura] sacó una ley para que se les pueda sacar a los niños a los padres que lleven a sus hijos a las marchas, censuraron diputados, senadores, todo que cuestionara las elecciones ha sido censurado. Incluso, algunos tienen prisión domiciliaria por haber cuestionado a de Moraes o los resultados.

Si llega a ocurrir que Lula finalmente es investido presidente creo que esto va a ser parte de su política de estado, la censura. Son socios, Alexandre de Moraes fue puesto por Témer, amigo de Lula.

En un eventual gobierno [de Lula], si llegase a ocurrir, va a ser una política de estado la censura porque por ley pueden hacerlo. O sea, el 22 de octubre, una semana antes de las elecciones de la segunda vuelta, Alexandre de Moraes retomó una ley que había sido declarada anticonstitucional en 2009, que es la Ley de Prensa. Allí se le permite censurar contenidos que «atenten contra la democracia». Bueno, esa ley la re impuso pero además la amplió y le dio facultades exclusivas, o sea, él, Alexandre de Moraes como único censor de la justicia: él puede determinar qué sí y qué no. Y eso es lo que está haciendo.

ESPAÑA

.
Fondo newsletter