«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
en torno al 2% de los cubanos ha intentado salir de la isla en el último año

La grave crisis económica en Cuba provoca un éxodo de la isla sin precedentes

Banderas cubanas en una alambrada. REUTERS
Banderas cubanas en una alambrada. REUTERS

La peor crisis económica en tres décadas en Cuba ha generado un éxodo nunca visto en la isla, pese a que en los más de 60 años transcurridos desde el triunfo de la Revolución que lideró Fidel Castro han sido muchos los cubanos que han buscado una vida mejor más allá de sus fronteras.

Estados Unidos, tradicional país de destino de la emigración cubana, ha registrado una cifra récord de llegadas de cubanos a sus fronteras, esencialmente por tierra a través de México, aunque hay quien sigue intentando la peligrosa travesía desde la isla hasta las costas de Florida.

Según datos oficiales, la Patrulla Fronteriza estadounidense registró durante el año fiscal 2021-2022, que va de octubre a septiembre, un récord de 224.000 ‘encuentros’ con inmigrantes cubanos, un dato que no se traduce directamente en inmigrantes cubanos, ya que una misma persona puede hacer varios intentos de cruzar. Los datos se mantienen en los meses sucesivos, con más de 44.000 encuentros en diciembre pasado.

Esta cifra se traduciría en que en torno al 2% de los cubanos ha intentado salir de la isla en el último año, lo que ha llevado ya a algunos expertos a hablar incluso de «despoblación» y a llamar la atención sobre el impacto de cara al futuro que esto pueda tener, dado que quienes se van son esencialmente jóvenes y adultos en edad laboral y la población de la isla está muy envejecida.

El dato es muy superior al registrado en anteriores olas migratorias desde la isla, debido al breve lapso de tiempo en que se ha producido. Así, tras el triunfo de la Revolución, se calcula que unos 250.000 cubanos partieron al exilio entre 1959 y 1962, mientras que durante el llamado éxodo del Mariel de 1980 fueron unos 125.000. Durante los llamados ‘Vuelos de la Libertad’ entre 1965 y 1973 salieron de Cuba unas 300.000 personas mientras que en la crisis de los balseros de 1994 fueron más de 30.000).

Aumento de las travesías hacia Florida

A quienes llegan por tierra desde México, se suman quienes lo hacen por mar. Desde el pasado 1 de octubre, los Guardacostas estadounidenses han interceptado a 5.862 cubanos en embarcaciones de diverso tipo en su intento por llegar a las costas de Estados Unidos, un dato que contrasta con las 6.182 interceptaciones de cubanos que hubo en el año fiscal 2022, las 838 de 2021 y las 49 de 2020.

El aumento en las cifras de quienes se echan a la mar para alcanzar Florida se ha traducido también en un incremento en el número de fallecidos. Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), desde 2014 un total de 425 personas han muerto o desaparecido en la ruta de Cuba a Estados Unidos, 202 de ellas en 2022, cifra récord y que contrasta con los 66 de 2022. En lo que va de año ya se contabilizan 53 muertos o desaparecidos.

Grave crisis económica

El motivo de este éxodo no es otro que el hecho de que «Cuba se enfrenta a la peor crisis económica desde el Periodo Especial«, señala el economista Carmelo Mesa-Lago en un artículo publicado por Cuban Research Institute de la Universidad Internacional de Florida, en referencia a la crisis que siguió a la caída de la Unión Soviética en 1991.

A falta de datos más actualizados, el PIB de la isla cayó un 10,9% en 2020, el peor registro tras la caída del 14,9% que se produjo en 1993. Para 2022 el Gobierno cubano se había fijado un crecimiento del 4%, pero finalmente habría estado en torno al 2%, si bien no se trata de una cifra oficial, resalta este economista.

Entre las razones de esta crisis, Mesa-Lago identifica la ineficiencia del sistema económico de la isla, la mala situación económica que atraviesa Venezuela, de la que la economía cubana depende en gran medida.

A esto vino a sumarse el impacto de la pandemia de COVID-19, que redujo el turismo, una de las principales fuentes de ingreso, y ahora la guerra en Ucrania, que ha traído consigo una subida del precio de los alimentos y del petróleo.

Tampoco el contexto político ayuda. «El Gobierno sigue reprimiendo y castigando virtualmente toda forma de disidencia y crítica pública«, subraya Human Rights Watch (HRW) en su reciente informe anual. «La represión del Gobierno y la aparente falta de voluntad de abordar las causas subyacentes que echaron a la gente a las calles» en julio de 2021 «han forzado a los cubanos a abandonar el país en cifras sin precedentes», subraya.

Otros destinos para los cubanos

Pero aunque Estados Unidos es el principal destino de los cubanos que salen de la isla, no es el único. Dado que en su viaje tienen que cruzar México, un número creciente han optado por pedir asilo en el país azteca.

En 2022, algo más de 18.000 cubanos solicitaron el estatus de refugiados en el país –la segunda nacionalidad por detrás de Honduras–, una cifra con los casi 8.300 de 2021 y los 5.700 de 2020, según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (COMAR).

También se han duplicado las llegadas a la UE, aunque en este caso las cifras son mucho más modestas. Así, según datos de la Agencia para el Asilo de la UE, en 2022 hubo 3.347 solicitudes de asilo frente a las 1.765. De ellas, solo en torno al 9% reciben una respuesta positiva.

Entre quienes han llegado a la UE en busca de refugio, muchos lo han hecho a través de la ruta de los Balcanes Occidentales, aprovechando la exención de visado que existe con Serbia, así como con Rusia. Según un sondeo realizado por la OIM el pasado verano, los cubanos representaban el 6,9% de los migrantes en ruta a través de Bosnia, país vecino de Serbia.

TEMAS |
.
Fondo newsletter