«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
SU DESAPROBACIÓN LLEGA AL 85%

La presidente de Perú cierra el año en plena crisis de popularidad: registra apenas un dígito de aprobación

La presidente de Perú, Dina Boluarte. Twitter

De acuerdo con una última encuesta elaborada por Datum para el diario El Comercio, la aprobación de la presidente peruana Dina Boluarte apenas alcanza un 9%, siendo la cifra más baja reportada en su gobierno, el cual asumió el pasado 7 de diciembre de 2022 tras el golpe de Estado perpetrado por Pedro Castillo.

Según el estudio, la desaprobación a Boluarte llega al 85%. Asimismo, en todas las regiones peruanas el descontento sobrepasa el 80%, siendo la zona sur donde mayor rechazo se tiene a la mandataria, alcanzando un 92%.

Por niveles socioeconómicos, Boluarte tiene una aceptación del 15% en los sectores A/B -donde la desaprobación se ubica en 79%-, sin embargo, en el resto de sectores, C, D y E, la aprobación no supera el 9%.

La izquierda radical le exige su renuncia

La izquierda radical peruana, que acusa a la actual mandataria de «traidora» por no plegarse al golpismo de Castillo y sus secuaces, intentó reanudar violentas protestas para exigirle su renuncia en el marco del primer año de su gobierno.

De acuerdo con el portal Ser.pe, el pasado domingo 12 de noviembre se llevó a cabo la XII Asamblea del Comité Colegiado de Organizaciones de Puno -región fronteriza con Bolivia-, y en ella se acordó reiniciar las protestas sociales en contra de Boluarte y el Congreso en el mes de diciembre.

Durante la asamblea, los incendiarios acordaron el reinicio de las protestas los días 7, 8 y 9 de diciembre. Además, no descartaron realizar el bloqueo de carreteras en la zona norte y sur de la región como medida de fuerza.

A pesar de que lograron unir a algunos gremios, colectivos y partidos de izquierda marginales, la convocatoria en Lima fue bastante reducida para la fecha acordada; así también sucedió con las demás marchas en ciudades del sur y norte del Perú, que tampoco tuvieron la acogida que esperaban los azuzadores.

Además, la Policía Nacional (PNP) incautó en una casona del centro de Lima, 153 morteros elaborados con madera y tubos de plástico, que iban a ser utilizados para lanzar al rostro una sustancia irritante, 30 escudos de madera y seis de metal, así como máscaras, megáfonos, tachuelas, cascos, banderolas y camisetas con mensajes alusivos a la denominada ‘Quinta toma de Lima’.

«Estos instrumentos hallados hoy (ayer) por la Policía nos advierten que no se está pretendiendo realizar una manifestación pacífica. La Policía Nacional se encuentra alerta, tenemos los efectivos suficientes para actuar en cualquier escenario», dijo el comandante general de la PNP, general Jorge Angulo.

Boluarte, acusada de «genocidio»

Cabe recordar que el Ministerio Público de Perú abrió en enero una investigación preliminar contra Boluarte por los presuntos delitos de «genocidio, homicidio calificado y lesiones graves» por las muertes ocurridas durante las violentas protestas que demandaban su renuncia, el cierre del Congreso y la liberación del golpista Castillo.

La imputación también alcanza al primer ministro Alberto Otárola, así como a los ministros Víctor Rojas y Jorge Chávez.

.
Fondo newsletter