«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Celso Morga, arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz

Como anticipamos hace ya un par de meses Don Celso Morga, secretario de la Congregación para el Clero, ha sido nombrado arzobispo coadjutor de Mérida-Badajoz.

«La Nunciatura Apostólica en España comunica a la Conferencia Episcopal Española (CEE) que a las 12,00 horas de hoy, miércoles 8 de octubre, la Santa Sede ha hecho público que el Papa Francisco ha nombrado arzobispo-coadjutor de Mérida-Badajoz a Mons. D. Celso Morga Iruzubieta, actualmente secretario de la Congregación para el Clero en Roma.

 

Mons. D. Celso Morga Iruzubieta nació en Huércanos, La Rioja, el 28 de enero de 1948. Completó sus estudios eclesiásticos en el Seminario diocesano de Logroño y fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1972. Posteriormente, cursó la licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad de Navarra, donde obtuvo el Doctorado en 1978 con la tesis La predicación y la catequesis en los Sínodos de Calahorra-La Calzada y Logroño.

 

Más tarde desarrolló su labor pastoral en diversas parroquias de La Rioja y fue vicario judicial adjunto del Tribunal Diocesano entre 1974 y 1980. Ese año se trasladó a Córdoba (Argentina) para impartir la docencia de Derecho Canónico en el Seminario Archidiocesano. También ejerció de juez en el Tribunal Eclesiástico y de capellán de un colegio religioso.

 

A su regreso a España en 1984, le nombraron párroco de San Miguel, en Logroño, y en 1987 fue llamado a Roma para trabajar en la Congregación para el Clero, el dicasterio vaticano que se ocupa de los asuntos que se refieren a la vida y ministerio de 400.000 sacerdotes católicos en todo el mundo. Allí ha trabajado de jefe de Sección y, desde noviembre de 2009, de subsecretario, cargo que ha ocupado hasta su nombramiento de secretario y arzobispo titular de Alba Marítima, siendo ordenado obispo por el Papa Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro el día 5 de febrero de 2011.

 

Además de su responsabilidad en la Curia Romana, Mons. Celso Morga ha desarrollado una intensa labor pastoral en diversas parroquias de la capital italiana, entre ellas la parroquia de los Santos Protomártires Romanos. Es autor de algunos libros de teología espiritual y ha publicado varios trabajos sobre la vida y el ministerio de los sacerdotes, en l’Osservatore Romano y otras revistas».

Otra muestra más de que el secreto pontificio es un camelo. A mí no hay que reclamarme nada porque no me obliga.

Me da la impresión de que ha sido un nombramiento parecido al que ocurrió en Sevilla con Don Juan José Asenjo por lo que pienso que García Aracil no va a rebasar mucho el 8 de mayo del año que viene.

No tengo yo muchos datos de este obispo, ordenado en 2011 y que está próximo a los 67 años. Es riojano y vinculado al Opus Dei. Con lo que ya tenemos con esa característica a Tarragona, Burgos, Cuenca, Orense y Mérida-Badajoz. Aunque entre ellos hay algún Juan Carreras, ese pata negra e impresentable, en general son buena gente. Alguno demasiado «prudente» por no decir que el valor ni siquiera se le supone.

García Aracil es en cambio una nulidad. Cuanto antes le manden a sus Valencias, y querencias, mejor para la archidiócesis y para la Iglesia española.

 

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter