«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Cosas que hace la Iglesia

Mal que les pese a algunos.

http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2014/08/la-opcion-por-los-mas-pobres-en-pleno.html#more

Y lo que ocurre en esa iglesia de Pedralbes se repite en multitud de lugares. Si la Iglesia católica, no los musulmanes, los evangélicos, los sindicatos, el PSOE, el PP, Podemos, la Casa Real, la Banca, la Liga de Fútbol…, no se hubiera volcado con tantos necesitados los efectos de la tremenda crisis que estamos pasando hubieran sido mucho más trágicos.

Y todo ello sin vanaglorias ni autoalabanzas. Simplemente dando. Sin preguntar. Y sin teologías de la Liberación. El caso que refiere Germinans ocurre en Pedralbes. Barrio de alta renta per cápita. Obra de un sacerdote absolutamente tradicional. Y con la colaboración de unos voluntarios ejemplares, no pocos de ellos de notable posición económica. Que cocinan para los necesitados, les sirven, hablan con ellos y les hacen más llevadera su carencia de medios. En una ocasión, hace algunos años, asistí a una de esas comidas. Me sorprendiern varias cosas. En primer lugar el número de los que asistían. Había dos turnos y mientras unos comían el otro esperaba a que terminaran los de la primera tanda. Había algunos con aspecto de pobre clásico pero la gran mayoría iba aseada, incluso bien vestida, daba la impresión de que la pobreza no había sido su estado habitual. Matrimonios con hijos, ancianos, personas de mediana edad, algunos jóvenes… Las personas que atendían a los que iban a comer lo hacían con una permanente sonrisa en el rostro. Y tienen un mérito que hay que resaltar porque es costoso y comprometido. Voluntarios para un hecho puntual son fáciles de conseguir. Lo complicado es comprometerse un día o más de la semana y así todas las semanas. Algo así como la adoración permanente al Santísimo. Es muy fácil, muchos lo hacen y está muy bien, acercarse alguna vez o con cierta frecuencia a visitar al Señor expuesto. Pero ya comprometer todos los miércoles de cuatro a cinco de la madrugada, y hay gente que lo hace, ya es bastante más complicado.  

Me parece importante resaltar esa importantísima actividad de la Iglesia y que se enteren de ella quienes odian a una institución que es prácticamente la única que hoy atiende a los pobres. Y que se fastidien algunos de los trolls que comparecen por el Blog y parecen no saber vivir sin él. Soy tan mal cristiano que me encanta su cabreo. Y además, se lo borro.         

TEMAS |
.
Fondo newsletter