«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Uno de los verdugos de los FFI: Rodríguez Carballo

El secretario de la Congregación para los Religiosos, José Rodríguez Carballo OFM, es un habitual de esta página. En artículo anterior era protagonista destacado. Mi concepto sobre él es manifiestamente mejorable. Tanto como Ministro General de los Franciscanos como ahora en su actual cargo en la Curia vaticana por decisión, desacertadísima del Papa Francisco. He de decir, sin embargo, que ese que quiere que le llamen Pepe, tiene un atenuante.  Y no me duelen prendas en reconocerlo. Él, como su patrón, ¡»quietos paraos»!, me refiero al prefecto, creo que su maldad no es por reflexiva sino por ser su cortedad tanta.

Ha acudido a la Asamblea Confederal que acaban de celebrar las Franciscanas Concepcionistas y les ha celebrado misa  así. Como no la debe celebrar un sacerdote, menos un arzobispo y de ninguna manera un alto cargo de la curia romana.

A esa asamblea acudieron otros franciscanos, de riguroso paisano salvo el gallego que llevaba hábito. Me parece hasta una desconsideración a unas monjas que todas llevaban el suyo y algunas incluso el antiguo. Creo que es de patanes presentarse en un sitio desentonando con la indumentaria del acto. Uno puede, y debe, ir en traje de baño a la playa con el rey pero no en vaqueros a una recepción en palacio. ¡Qué ejemplo dan a unas monjas, a las que en principio deberían ejemplarizar, de esa guisa cuando todas ellas llevan su hábito. Como para que piensen que si sus maestros lo han arrumbado ellas están haciendo el ridículo vistiendo así. Verdaderamente son heroicas las consagradas que mantienen el hábito cuando sus directores espirituales con su ejemplo lo desautorizan.

Así que Pepe, como queres que te chamen, bien por el hábito y muy mal por celebrar misa sólo con alba y estola.

Puedo estra equivocado pero creo que los tres de tan elegante atuendo son Franciscanos. Y hasta podría dar sus nombres.

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter