'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El Papa y Cataluña

El Papa ha concedido una entrevista en la que toca el tema de Cataluña  además de otras cuestiones de actualidad.

http://www.lavanguardia.com/internacional/20140612/54408951579/entrevista-papa-francisco.html

A mí me preocupan estas manifestaciones del Santo Padre que después hay que explicar, matizar, puntualizar y hasta corregir. La de ayer, sin embargo, ha sido prudente y seguramente por ello ha tenido bastante menos eco mediático. Pese a referirse expresamente a España y en cuestión tan candente como el independentismo. Cierto que se ha publicado en días en los que otras cuestiones se llevaban portadas y titulares y el párrafo del Papa al respecto ha pasado más inadvertido. La abdicación del Rey, el acceso al trono del todavía hoy Príncipe de Asturias, la grave crisis del Partido Socialista y el Campeonato del Mundo de  Fútbol,con tan desastroso comienzo, han hecho que las palabras del Papa pasaran muy inadvertidas. Aunque sin duda fueran importantes.

La alusión a nuestra patria y a otras situaciones más o menos análogas de otros lugares ha sido cauta y sumamente asumible. Sustancialmente negativa para las aspiraciones de los independentistas. Se trata de un problema, lo que es evidente, y en el pensamiento de Francisco debe ser abordado en principio restrictivamente. «Con pinzas». Los reiterados intentos catalanistas de implicar al Vaticano en su causa han tenido un resultado negativo. Desde la sorprendente desautorización del Abad de Montserrat hasta el sucesivo desaire a la varias delegaciones enviadas a Roma que han vuelto una tras otra sin lograr un mínimo de acogida con alguna relevancia. Por escasa que fuera.

Pues una vez más a lamerse las heridas. Porque los más inasequibles al desaliento parece que se contentan con decir que el Papa conoce que hay un problema. Vaya Mediterráneo el que han descubierto. Pues claro que el Papa lo sabe. Y muchísimos más. Pero su actitud hacia el mismo ha sido muy desanimante para quienes pudieran pretender una actitud mínimamente positiva. Por escasa que fuera.

Y la mejor prueba de ello es la acogida de Catalunyareligio del párrafo referente a sus pretensiones:

» ¿Le preocupa el conflicto entre Catalunya y España?

Toda división me preocupa. Hay independencia por emancipación y hay independencia por secesión. Las independencias por emancipación, por ejemplo, son las americanas, que se emanciparon de los estados europeos. Las independencias de pueblos por secesión es un desmembramiento, a veces es muy obvio. Pensemos en la antigua Yugoslavia. Obviamente, hay pueblos con culturas tan diversas que ni con cola se podían pegar. El caso yugoslavo es muy claro, pero yo me pregunto si es tan claro en otros casos, en otros pueblos que hasta ahora han estado juntos. Hay que estudiar caso por caso. Escocia, la Padania, Catalunya Habrán casos que serán justos y casos que no serán justos, pero la secesión de una nación sin un antecedente de unidad forzosa hay que tomarla con muchas pinzas y analizarla caso por caso».

En titulares ni lo menciona. Que ya es hacer desprecio del mismo. O mostrar paladinamente su desencanto. Esto es lo que ha merecido relieve en la web progrecatalanista:

 «El nostre sistema econòmic mundial ja no s’aguanta».

Cuando el Papa acababa de hacer expresa mención del tan anhelado «sobiranisme». 

Todo un editorial. De frustración. Y el artículo de Oriol Domingo intentando sacar agua de fuentes que están secas es también muy indicativo. Ya que Francisco no mana, a Juan Pablo II. Aunque tampoco.

http://catalunyareligio.cat/blog/in-saecula-saeculorum/13-06-2014/viatge-papal-independ-ncia-58514

Como se ve, felices no están. Al menos en su primera reacción. Seguramente intentarán recomponer la figura y corregir la desilusión inicial. Pero que ésta ha sido notoria parece evidente.

 

 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter