«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Poda vaticana de ratzingerianos españoles

Lo relata Riposte Catholique:

http://www.riposte-catholique.fr/osservatore-vaticano/curie/purge-a-la-congregation-pour-le-culte-divin

Y cita los nombres de Morga, González Chaves y Ferrer. Los tres despedidos por la puerta trasera y sin la menor muestra de agradecimiento por los servicios prestados. Dirá alguno, tal vez, que Morga viene de arzobispo a España. Arzobispo ya lo era. Y Mérida-Badajoz, además como coadjutor, a nadie le parecerá que se han pasado con él. Los otros dos que se busquen las lentejas como puedan. En su diócesis originaria. Que en el caso es Toledo.

La archidiócesis primada se está convirtiendo no en un refugium peccatorum sino en la isla a la que llegan supervivientes de un naufragio de notable categoría y personalidad. Había llegado ya César García Magán,  un chollo de cura donde apareciera, y ahora vienen dos más que verdaderamente destacan en cualquier sitio. Uno de ellos había sido, además, vicario general de la archidiócesis primada. Don Braulio no va a saber que hacer con tantos primeros espadas como le están llegando, que se suman a un clero con altas cotas en todos los buenos sentidos.

Me alegra mucho que Toledo, archidiócesis a la que tanto admiro y en la que tan bien me encuentro cuando llego a ella, tenga overbooking de sacerdotes notables, yo podría citar ahora, a vuelatecla, más de una docena y me quedaría muy corto, pero lamento que personas muy capacitadas, que podrían continuar prestando grandes servicios a la Iglesia universal, se vean puestos en la calle como la sirvienta ladrona o el empleado inútil. Por una llamada de teléfono. ¡Y viva la misericordia!

Personalmente no me va nada con los tres defenestrados. Con dos de ellos no intercambié nunca ni un saludo. Con el tercero, en una ocasión. González Chaves, que entra en el primer grupo, sí que tuvo algo que ver conmigo. Mejor dicho, sin tener nada que ver algunos pensaron que sí y lo dijeron en perjuicio suyo. Se escribió que él era quien me pasaba las noticias de los nombramientos episcopales. Falso de toda falsedad. Afortunadamente para él sus superiores no se lo creyeron. Hasta este año yo no le había visto en la vida. Me lo encontré, de lejos, presidiendo el funeral por un queridísimo amigo mío, y por sus palabras supe que suyo, y era tanto mi desconocimiento sobre su persona que pregunté quien era el cocelebrante principal. Después de pasar a unos centímetros de mi persona camino de la saceistía. No te echaron, González Chaves, por aquel infundio que te relacionaba conmigo, otras han sido las causas. Cuando estés por aquí, si lo aceptas, me encantaría encontrarte para hacer real lo que hasta ahora era falso. E invitarte a comer y a charlar. Salvo que tengas alguna oferta de promoción episcopal en cuyo caso lo prudente sería dejar el encuentro hasta después del nombramiento. Que una vez impuestas las manos eso ya no te lo quitaría nadie. Ni una comida conmigo.Por supuesto que siempre que la aceptaras.

De Celso Morga sólo sabía su existencia. Tal vez él también de la mía. Y nada más. Le deseo en Mérida-Badajoz toda clase de éxitos apostólicos. Tiene el listón muy bajo. Torpísimo será si no lo supera. De Juan Miguel Ferrer sé más. Incluso de ¿cabronadas? , yo tan soez siempre, que le hicieron en sus días toledanos. Hasta sé de algunos de sus autores. Me parece una eminencia en cuestiones litúrgicas. Y trabajador activísimo. En todo lo que le encomendaron. En una ocasión un queridísimo amigo y figura relevante del presbiterio toledano, como tengo unos cuantos no identifico a ninguno, me lo presentó. Eran manifiestas mis opiniones sobre Cañizares y él era su inmediato colaborador. Estuvo amable, fue cosa de un minuto, y yo se lo agradecí. Esperar otra cosa, mostrar alegría por el encuentro, no diría en su favor. Se debía a quien se debía. Si esa persona ahora le deja abandonado o le recoge, protege y hasta promueve, sólo es cosa de Cañizares. Y sólo le retrataría a él. Bien o mal. Había tenido, previamente, otro encuentro con Ferrer en la distancia. Acudí a una conferencia suya y estaba yo en primera fila. Cuando llegó él a la mesa del conferenciante pude percibir que le decía a quien se sentaba a su lado, antes de comenzar a hablar, algo así como que estaba ahí la cigüeña. He de decir también que su conferencia fue magnífica. De lo mejor que he oído sobre liturgia.

Pues, a lo que íbamos. Purga en el Vaticano. Y lo peor es que de buena gente. El sustituto de los dos despedidos leo que es bugniniano y amigo de Marini el malo. O el malísimo. ¿Anticipo de la llegada de su amigo a Culto Divino? Pudiera ser. Ya nos han curado de espanto. Pero no de protestas. Por supuesto que aceptando el nombramiento. Eso es potestad del Papa. Y mi Papa es Francisco. Que acertará o se equivocará en sus nombramientos. Pero nadie, salvo un necio con balcones a la calle, puede pensar que esos nombramientos los hace el Espíritu Santo. Creo que es hasta una blasfemia.    

      

TEMAS |
.
Fondo newsletter