«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La revolución del Papa Francisco en la Iglesia española

Es que no se la cree nadie. Por supuesto que ni Jesús Bastante. Si eso es una revolución igual yo soy el Che Guevara y no me había enterado.

Osoro, Cañizares y Morga son pura y dura continuidad tradicional. Sin el menor atisbo de cambio institucional. Al menos no han dado muestra de ello hasta el momento. Y lo peor de la Iglesia echa las patas por alto. Ninguno les gusta nada. Y lo dicen. Véanse los comentarios al artículo de Bastante. Y el que os enlazo de Redes Cristianas. Es clamorosa la protesta de los progres ante la milonga que alguno intenta venderles.

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2014/08/26/antonio-canizares-sera-nombrado-este-jueves-cardenal-de-valencia-religion-iglesia-osoro-rouco-madrid-francisco-espana.shtml

http://www.redescristianas.net/2014/08/26/ese-obispo-curial-es-el-que-estamos-esperandojesus-ma-urio-ruiz-de-vergara/

Claro que tienen talantes distintos a sus predecesores. Ni Osoro es Rouco, ni Cañizares Osoro ni Morga García Aracil. Pero eso ocurre siempre que hay un cambio. En este caso, de entrada, nada más. O sí. Más Opus Dei. Que como todo el mundo sabe es revolución y progresismo en estado puro. 

Los católicos normales aceptarán sin el menor problema la decisión del Papa. Luego se verá como lo hacen y se criticará lo que haya que criticarse caso de que proceda. Que ojalá no. Quien suscribe ha sido muy crítico con Cañizares pero en absoluto por su progresismo que ni se le vislumbra. Lleva muchos años más bien de ultracarca. Sus defectos son otros. Y sus carencias también. 

Osoro está próximo a cumplir 70 años, el próximo 16 de mayo, Cañizares toca ya los 69, que le caerán el 15 de octubre, y Morga tampoco es un niño con 66 años cumplidos. Y tres conservadores como la copa de un pino. De un pino de mucha copa. Pues ya me dirán ustedes donde está la revolución de la Iglesia española que alguien ha querido vender como regalo del Papa Francisco. Todo hace suponer unos pontificados breves, continuistas con lo anterior y ya dentro de seis o siete años se verá. Aunque muy posiblemente eso ya no sea obra del actual Papa. Para los más críticos se estaría en un caso similar al de aquella «revolución pendiente» que afortunadamente nunca llegó. Aunque quienes la esperan son ya tan mayores que están seguros, patéticamente seguros, de que ellos jamás la verán. Al menos dede este mundo. Y yo aseguraría que tampoco desde el otro. 

Toda etapa que comienza es un libro por escribir, o por emborronar. Hoy las páginas de Osoro en Madrid, de Cañizares en Valencia y de Morga en Mérida-Badajoz, todavía todos arzobispos preelectos de esas archidiócesis, mañana será otro día, están en blanco. Pero yo no veo a ninguno de ellos, y creo que tampoco ellos se ven, como los Pablo Iglesias de la Iglesia en un hipotético Podemos.. Y hasta veo que al de la cola de caballo le estás saliendo críticos por su izquierda. Los tres arzobispos citados ya los tienen de ese mismo lado. En principio no es un mal comienzo. Lo preocupante sería que los excesos Bastánticos fueran compartidos por los demoledores de la institución eclesial. Es evidente que no. Jesús se ha quedado solo bailando con los tres. O con dos. O con uno. Que por ahí van los tiros. Y las flores. Yo, que soy mucho mayor que él y además le tengo afecto personal, aunque no ideológico, y tal vez incluso en eso podríamos echarnos unos vinos, y no sería la primera vez, estoy por asegurarle que apuesta a caballo perdedor como líder eclesial revolucionario. Ni quiere ni sabe. Y tú tal vez tampoco quieras, aunque saber, sabes bastante, Bastante.

Mañana comenzará una nueva etapa, no voy a decir época, en la Iglesia madrileña y de algún modo también en la española. Rouco deja Madrid muy bien. Aunque ciertamente mejorable. Como todo. Osoro no es un insensato y no se empeñará, para cinco años que le quedan, en matar la gallina de los huevos de oro. Porque si la mata, adiós oro. Y si algo no es Osoro es tonto.Pues, lo progres, de momento, muy jorobados y quienes no lo somos a ver según vengan.

Por mi parte hasta estoy dispuesto a hablar bien de Cañizares si se lo merece.        

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter