«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La salida de los obispos auxiliares de Madrid

Doy cuenta de los rumores. Luego será lo que sea. O lo qiue decida el Papa Francisco.

Es evidente que Don Carlos Osoro no fue partidario de obispos auxiliares. Aunque hay que decir que los cuatro que tuvo no fueron cosa suya sino de otros. A uno se lo nombraron y tres los herededó. Ahora hereda tres mas. Y me atrevería a decir que no es partidario de herencias. Sin que ello suponga inclinaciones marxistas o revolucionarias que en Orense, Oviedo y Valencia nadie había ni atisbado. Era un obispo claramente conservador, de irreprochable doctrina y que además debía no poco, en su carrera eclesial al cardenal Rouco. Aunque al final esa óptima relación anterior tal vez haya quebrado.

Sea lo que fuere, lo cierto es que ha heredado tres obispos auxiliares de los que se dice, con razón o sin ella, que quiere desprenderse. También se dice que, bien por la macrodiócesis que le han encomendado o por ya sentir el peso de los años, cumple setenta el próximo 16 de mayo, piensa ya que en Madrid necesitará auxiliares. Pero que los quiere suyos. No voy a meterme a pitoniso de sus quereres al respecto sino que me limitaré a recoger los rumores que hoy circulan por Madrid sobre eldestino de los tres auxiliares del cardenal Rouco. No me fío mucho de los mismos porque se le ocurrirían a cualquiera con un mínimo conocimiento de la situación. Vistas las vacantes eexistentes ya o próximas.

A Don Fidel Herráez esos rumores le mandan a Burgos. Creo que Don Fidel sería un excelente arzobispo de cualquier sitio pero ocupada Mérida-Badajoz por Don Celso Morga y teniendo en cuenta que Don Fidel tiene setenta años pues no hay otro sitio con un mínimo de dignidad. Por escasa que sea la de Burgos. Y no me refiero a dignidad de la diócesis que históricamente tiene muchísima sino a que es el arzobispado con menos población de todos los españoles.

A Don César Franco le mandan los rumores a Segovia, supongo que por tener a su obispoya pasado de edad. No es ningún premio. Se trata de una diócesis arrasada por Palenzuela y Gutiérrez, ¿alguien sabe quien fue ese Gutiérrez y dónde está?, y el bueno de Don Ángel Rubio, een el mejor sentido de la palabra bueno, heredó una diócesis moribunda con un clero escaso y de mucha edad. Si es eso lo que van a encomendar a Don César Franco, ¡pobre Don César! Creo que no se lo merecía pero también hay que reconocer que hoy no existe otra cosa.

¿Y a Don Juan Antonio Martínez Camino? Pues se dice que Astorga. Cuyo obispo, próximo a la jubilación, está además enfermo. Pues tampoco es un premio notable. Aunque yo personalmente creo que preferiría Astorga a Segovia. Aunque de la ciudad del acueducto y de la Fuencisla sea un enamorado. Pero no es caso de que sea yo obispo.

Si eso llegara a cumplirse, enhorabuena a las tres diócesis pues les llegarían obispos notables o muy notables. Y a ellos no les diría nada pues estoy seguro de que, donde fueren, iban a dejar el pabellón alto o muy alto. Por ellos no iba a quedar. Aunque el enviado al páramo segoviano no iba a tenerlo fácil. Más bien muy difícil.   

TEMAS |
.
Fondo newsletter