«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Nace en Argentina el primer partido autodenominado 'provida'

Raúl Magnasco, fundador del Partido Celeste | EFE
Raúl Magnasco, fundador del Partido Celeste | EFE

La idea de crear un partido nació después del debate sobre la legalización del aborto, paralizada tras el «no» del Senado después de una reñida votación.

Un grupo de activistas ha presentado este martes el Partido Celeste, el primer grupo político de Argentina autodenominado «provida», que aparece para aglutinar a aquellas personas que estén en contra del aborto y de la eutanasia.
Queremos «dar a conocer al público algo que ya veníamos trabajando después de este tratamiento de todos estos meses sobre el proyecto del aborto en el Congreso», explicó a Efe una de las fundadoras del partido, Ayelén Alancay, durante la presentación oficial.
Los convocantes aseguraron que la idea de crear un partido nació después del debate generado en Argentina para la legalización del aborto y que se paralizó el pasado 8 de agosto cuando ganó el «no» en el Senado tras una reñida votación.

Gana el 'sí a la vida': Argentina tumba la legalización del aborto


La iniciativa es, continuó Alancay, la continuación «política» de la labor «social» que ya realizaban varios de sus miembros, que pertenecen a la organización Más Vida -especializada en ayudar a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad-.
Desde el partido, liderado por Raúl Magnasco, afirmaron que su objetivo principal será «impulsar la promoción y defensa de la vida humana desde la concepción y hasta la muerte natural», mientras que las temáticas ajenas al «derecho a la vida», las someterán a consulta popular a través de la plataforma web del partido.
Esta formación se define como «aconfesional», con miembros entre sus filas pertenecientes a diferentes religiones, como la católica, evangelista o la judía, ejemplificaron.

Discusión ética, biológica, científica…

Para ellos, el debate sobre la legalización del aborto -permitido de momento en caso de violación o cuando suponga un riesgo para la salud de la madre- no es una cuestión religiosa, sino que se trata de una «discusión ética, biológica, científica».
Entre sus propuestas está el «fomentar la familia como base de la sociedad», exigir que los docentes estén capacitados en el «respeto a la vida y en el respeto a la religión» y que se aumente el presupuesto en salud, «con foco en la contención a la mujer embarazada».
Los asistentes y organizadores portaban el pañuelo de color celeste utilizado por los contrarios al proyecto de legalización del aborto por parte del Congreso.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter