'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

UPA pide que el sector alimentario no se encuentre dentro de las guerras comerciales

Puesto de frutas y verduras en un mercado

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, ha defendido en una entrevista con Efe que los productos alimentarios han de quedar fuera de las guerras comerciales para poder competir en igualdad de condiciones.

Así lo ha afirmado como parte de su valoración del panorama que vive el sector alimentario de cara a los próximos meses, ahora que ha finalizado el estado de alarma ocasionado por la pandemia del coronavirus y durante el cual se ha evidenciado el «papel esencial» de la industria agroalimentaria.

Hace referencia, entre otros fenómenos, a los aranceles que impone Estados Unidos a productos de la Unión Europea (UE) por el conflicto por los subsidios que recibió el constructor aeronáutico europeo Airbus, en detrimento de su rival estadounidense Boeing y al veto ruso impuesto en 2014, como represalia por las sanciones europeas por el papel de Rusia en el conflicto con Ucrania.

«Creemos que, con los productos alimentarios, esto (las guerras comerciales) tendría que estar prohibido» para obtener «igualdad de condiciones», ha alegado Ramos.

Respecto al reciente anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de subir los aranceles a más productos alimentarios, una medida que se sabrá si se aplica a partir de finales de julio, Ramos ha asegurado que están manteniendo reuniones entre las diferentes organizaciones agrarias y con el Gobierno para intentar que no se produzcan.

Asimismo, también están en comunicación con la UE por la necesidad de hacer «un frente común», aunque no creen que estos conflictos arancelarios vayan a acabar hasta las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EEUU) que se celebrarán en noviembre.

Sin embargo, ha recalcado que este ataque a los productores «para nada beneficia a los agricultores y ganaderos de EEUU y perjudica a los consumidores», que se ven privados de productos de «primerísima calidad».

Sobre las exportaciones e importaciones a nivel general, Ramos ha recordado que las exigencias de calidad que la UE pide a los Estados miembro no son las mismas que se exigen a terceros países, lo que puede jugar en su contra.

«No estoy en contra de que se importen productos a la UE y que se firmen acuerdos con terceros países porque, si nosotros exportamos, ¿por qué vamos a ser nosotros los que digamos que no se importen cosas que nosotros necesitamos? Lo que nosotros decimos es que se tienen que producir en las mismas condiciones», ha alegado.

Entre los otros «pasos a seguir» está el comprobar que se cumple la Ley de la Cadena Alimentaria, porque ven que, pese a la reforma anunciada hace unos meses, todavía «hay muchísima gente que se dedica a especular con los productos agroalimentarios» y han visto, «incluso, que se han encarecido productos a los consumidores» cuando a los productores se les ha bajado el precio.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter