'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Brasil reduce su déficit con el exterior en un 53,6 %

Brasil registró en el primer semestre de 2020 un déficit de 9.734 millones de dólares en sus transacciones con el exterior, lo que supone una reducción de un 53,6 % frente al resultado negativo de 21.000 millones del mismo periodo del año pasado, informó este martes el Banco Central.

El déficit de transacciones corrientes en los últimos doce meses, finalizados en junio, sumó 38.200 millones de dólares, lo que equivale a un 2,35 % del producto interior bruto (PIB), frente al déficit 43.100 millones de dólares (2,58 % del PIB) registrados en el acumulado interanual terminado en mayo.

El resultado de las transacciones corrientes es uno de los principales indicadores del sector externo del país y está formado por la balanza comercial, la de servicios y los intereses, ingresos y dividendos que Brasil envía y recibe del exterior.

De acuerdo con el Banco Central, la mejora en el resultado de las cuentas externas en el primer semestre en plena pandemia de coronavirus obedece al saldo positivo registrado en la balanza comercial, impulsada sobre todo por el aumento de las ventas de productos agropecuarios y la reducción de las importaciones.

Asimismo, la desaceleración de la economía global y el cierre de fronteras en varios países como consecuencia de la crisis del COVID-19 ha reducido el déficit en las cuentas de los servicios, lo que igualmente impactó positivamente el saldo de las transacciones externas de Brasil.

Según el informe del emisor brasileño, solo en el mes de junio el país obtuvo un superávit de 2.235 millones de dólares en sus transacciones con el exterior, frente al déficit de 2.659 millones de dólares registrado en el mismo mes de 2019.

Se trata del cuarto mes consecutivo de saldo positivo y el mejor resultado para un mes de junio desde el inicio de la serie histórica, en 1995.

INVERSIÓN EXTRANJERA

Las inversiones extranjeras en la economía brasileña totalizaron 25.349 millones de dólares en el primer semestre del año, lo que representa una caída de un 21,35 % respecto al mismo periodo de 2019, cuando sumaron 32.233 millones de dólares.

Sin embargo, el emisor apuntó que hubo una sustancial mejora en las inversiones directas en el país en junio, cuando éstas sumaron 4.754 millones de dólares frente a los 574 millones de dólares registrados en el mismo mes del año pasado.

En cuanto al stock de reservas internacionales, éste alcanzó los 348.888 millones de dólares en junio, un aumento de 3.100 millones de dólares frente al mes inmediatamente anterior que, según el Banco Central, obedece al resultado positivo en los «diferentes instrumentos de intervención en el mercado de cambio».

Los números divulgados por el emisor reflejan una leve mejora en la comparación con los últimos meses, cuando el estallido de la crisis del coronavirus forzó a Brasil, el segundo país más afectado por la pandemia, a paralizar sus actividades en un intento de contener el avance del virus.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter