ALGO QUE DECIR

Banqueros, cardenales, separatistas y la ‘prosperidad del Estado’