'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

España necesita un Zidane

31 de mayo de 2016

“Los jugadores creyeron en el trabajo y en el positivismo” fueron las palabras de Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, tras ganar la Champions League. En todas las ruedas de prensa desde hace dos meses Zidane ha repetido que “siempre soy positivo”.

Si bien es cierto que a veces confundimos el positivismo con el optimismo, no es menos cierto que es ésa y no otra la receta del éxito en momentos de crisis, trabajo y ser positivo, porque es la mayor garantía de alcanzar el nivel óptimo de rendimiento, llegar al punto en el que todo lo que depende de nosotros está realizado y solo queda esperar que nada lo arruine. Ser positivo garantiza un plus sobre los que no lo son, una persona positiva contagia a un equipo y genera mejores resultados que una negativa.

Zidane reconoció que no tiene que enseñar mucho a los jugadores, que llegan al Madrid con un nivel de calidad altísimo, el entendió que lo que debe hacer es conseguir que trabajen y transmitirles pensamientos positivos. A veces solamente hay que empujar un poco y la rueda gira y gira. En este caso hemos visto como se ha pasado de una crisis al éxito, con los mismos jugadores y simplemente cambiando al director de orquesta.

En España necesitamos un Zidane, una persona que transmita ese “positivismo” entendido como forma de ser optimista, contagiar ilusión y no generar polémicas. En España sobran polémicas y falta trabajo, unión y esperanza. Es necesario que aprendamos de estos éxitos deportivos para aplicarnos a nuestra vida diaria, y también para exigirlo a nuestros dirigentes, porque no podemos estar saliendo de la mayor crisis económica de la historia y perder el tiempo en peleas internas, en conflictos territoriales o en mas elecciones para obtener parecidos resultados. Urge un cambio colectivo y pasar del pesimismo al optimismo, los españoles tenemos que tener líderes con objetivos claros, mirarnos en ellos como se miran los madridistas en Zidane.

Esta undécima Champions es fruto de un buen “coach”, un ejercicio de mentalización colectiva orientado al éxito. Ojalá de las próximas elecciones salga el líder que necesita España, o al menos que el que gane, tenga los apoyos necesarios para empezar a trabajar. La cosa pinta mal, porque gane quien gane se nota un clima de falta de entendimiento, odios y zancadillas, y de esa forma no se alcanza la velocidad de crucero necesaria para ganar. Se habla mucho de remar juntos, pero a la mínima están dándose con el remo en la cabeza.

Tenemos muchos ejemplos deportivos en España para poder tomar nota, los políticos deben estudiar con detalle los éxitos individuales y colectivos de estos últimos años y aplicar esos conocimientos a sus planes y estrategias. Hay mucho trabajo por hacer, pero también tenemos mucho camino recorrido. ¡Ánimo!

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter