«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Venezolana. Periodista de profesión, comunicadora de oficio y activista de las mejores causas por vocación. Fue columnista, conductora de programas de radio televisión en su país de origen. Actualmente se ha consolidado como una 'youtuber' de gran alcance en “El canal de Nitu” y “Plomovisión 24: horas de opinión”. Es consultora internacional de comunicación organizacional. Combatiente por la libertad e inclemente investigadora en busca de la verdad.

Biografía

Venezolana. Periodista de profesión, comunicadora de oficio y activista de las mejores causas por vocación. Fue columnista, conductora de programas de radio televisión en su país de origen. Actualmente se ha consolidado como una 'youtuber' de gran alcance en “El canal de Nitu” y “Plomovisión 24: horas de opinión”. Es consultora internacional de comunicación organizacional. Combatiente por la libertad e inclemente investigadora en busca de la verdad.

Evitar una debacle en Perú

29 de septiembre de 2021

Tal como lo vive Venezuela desde hace más de dos décadas, las intenciones de Pedro Castillo han quedado claras: crear las condiciones para que se produzca una debacle en el Perú. 

El pasado 25 de septiembre, a través de un correo electrónico, 17 integrantes de la plana gerencial de la empresa estatal PetroPerú fueron retirados de sus cargos, luego de una sesión extraordinaria del directorio impuesto por el Gobierno de Castillo.

Esta es una copia exacta, al carbón, de lo que hizo Hugo Chávez en abril de 2002, cuando despidió a siete altos ejecutivos de la estatal petrolera PDVSA y jubiló a otros 12. Lo hizo en cadena de radio y televisión, agregando que no tenía inconvenientes en continuar despidiendo a más trabajadores de PDVSA, que contaba con unos 40.000 empleados. «Yo no tengo problemas de rasparlos (despedirlos) a todos, a toditos, si a todos hay que rasparlos», afirmó. A partir de entonces comenzó el desmoronamiento de la empresa, hoy convertida en chatarra. 

Según Libertad Digital, el diputado de Perú Libre, Guillermo Bermejo, “está preparando una ley de hoja de coca cuyo fin, según todos los expertos, no es potenciar los usos tradicionales de la planta sino el narcotráfico”. Esto se suma a lo que prometió el primer ministro Guido Bellido cuando estaba en campaña, respecto a romper relaciones con los Estados Unidos y expulsar tanto a la DEA como a la USAID.

Esas mismas medidas fueron tomadas por Hugo Chávez en el año 2005. “La DEA estaba utilizando como máscara la lucha contra el narcotráfico para incluso apoyar al narcotráfico, para hacer inteligencia en Venezuela contra el gobierno… En esa circunstancia, nosotros decidimos cortar en seco esos convenios”, afirmó Chávez en ese entonces.

Ya sabemos lo que ocurrió después: Venezuela se convirtió en un narco Estado y las cabezas de sus principales funcionarios tienen precio.

El pasado 25 de septiembre, el expresidente boliviano Evo Morales animó al gobierno de Perú a convocar una Asamblea Constituyente para refundar el país, como hizo él en Bolivia, que pasó “del estado colonial al estado plurinacional”. Esta es la tercera vez que el exmandatario boliviano visita Perú desde que Castillo llegó al poder hace menos de dos meses.

Es de vital importancia que el Congreso de la República del Perú asuma la defensa de la patria con toda su vitalidad y fuerza

Chávez también convocó a una Asamblea Constituyente poco después de llegar al poder, la cual sirvió básicamente para desmantelar las instituciones del Estado venezolano y otorgar el control al chavismo de todos los Poderes Públicos, es decir, para instaurar una dictadura.

Castillo sabe bien lo que hace, y es recorrer el mismo camino del chavismo que destruyó a Venezuela, para ello, hasta sostiene reuniones secretas con Nicolás Maduro, para fortalecer la relación entre ambos. No olvidemos, además, que ambos pertenecen al Foro de Sao Paulo.

Tiene razón el editorial del diario El Comercio, de fecha 27 de septiembre, cuando afirma que las amenazas del primer ministro Guido Bellido respecto a tomar el control de las empresas que no cumplan con las expectativas del Gobierno son sumamente peligrosas. Eso fue justamente lo que hizo Chávez cuando hizo célebre su palabra “¡Exprópiese!”, con la cual comenzó el fin de la empresa privada en Venezuela. Indudablemente, Pedro Castillo recorre el mismo camino que Hugo Chávez y los resultados de ese camino serán los mismos que en Venezuela. Por eso, es de vital importancia que el Congreso de la República del Perú asuma la defensa de la patria con toda su vitalidad y fuerza. Es probablemente el parlamento, la única barrera que le queda al país para impedir su destrucción.

.
Fondo newsletter