«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

La expulsión de los musulmanes

27 de enero de 2015

Cuenta la Historia que cuando Boabdill el Chico, último rey nazarí, perdió el Reino de Granada ante las tropas de los Reyes Católicos, su propia madre le reprochó: “Lloras como mujer lo que no has sabido defender como hombre”. Había terminado así la Reconquista iniciada ocho siglos atrás, ofreciendo los Reyes cristianos a los musulmanes la conversión al Cristianismo, o la salida de España. La gran mayoría se quedó, y fueron bautizados, pero el problema persistió, hasta que cien años más tarde, en 1.609, Felipe III expulsó definitivamente de España a los musulmanes.

Hoy está ocurriendo algo que nos trae a la memoria aquellos tiempos; si bien, lo de hoy es al revés, ya que son los musulmanes extremistas quienes han avisado que van a “reconquistar” Andalucía. Y se les está allanando el camino; La Junta de Andalucía, por una parte, pretende expropiar a la Iglesia la Mezquita-Catedral de Córdoba que pertenece a la Institución religiosa desde el siglo XIII y, entre otras cosas, perdería su nombre de Catedral, quedando como Mezquita, a secas. Además, la Junta está subvencionando a estos efectos a empresas tras las cuales se encuentran diversas plataformas islámicas. Por  la parte musulmana radical, se están preparando para esa reconquista; ahí tienen a los cuatro yihadistas detenidos en Ceuta listos para atentar en Andalucía. Y se sabe de la existencia de otras cédulas extremistas en territorio español con las mismas intenciones ya avisadas.

La situación irá a peor cuando dentro de poco tiempo tengamos en el Poder a Pablo Iglesias  (Podemos) que no soporta a los cristianos ni a nuestras costumbres religiosas (pero si nos visitaran representantes de otras religiones, como son el Budismo, Hinduísmo, Islamismo, Baptismo, Judaísmo, etc, Pablo Iglesias sería el primero en presentarles sus respetos, pero ignoraría al Papa si viniera) Ya han avisado, para contentar también al sentimiento islámico radical (que, además, les paga) que suspenderán la Semana Santa de Sevilla; eso para empezar, luego irán cayendo todas las manifestaciones religiosas en cualquier lugar de España. Sin duda, Podemos colaborará en todo aquello que el mundo islámico radical pretenda hacer en nuestro País. Su comprensión hacia ETA la puso también de manifiesto. 

No queda otra alternativa que proceder a una segunda expulsión de los musulmanes, pero esta vez, como es lógico, referida al yihadismo, o a integrantes de cualquier otra cédula terrorista. Y se puede hacer; el problema está en que en el Gobierno de Felipe III hubo Autoridad para tomar esa decisión, cosa que no existe hoy en nuestro Gobierno para expulsar de España a todos los extremistas musulmanes, con independencia de su nacionalidad u origen.  

Si no se hace nada, podría ocurrir que pronto se expropie la Catedral de Córdoba, como mal menor, pero como anticipo a tantas amenazas que no sabemos hasta donde llegarán sus consecuencias. Podría ocurrir que, al final, seamos ahora nosotros, el pueblo (jamás los gobernantes) quienes lloremos como mujer lo que no supimos defender como hombres.

.
Fondo newsletter